En Europa desarrollan prendas «inteligentes» para rescatistas y víctimas de tragedias

_45136831_protex2.jpgEn el futuro los bomberos, paramédicos y trabajadores de rescate podrán contar con una nueva herramienta para atender a víctimas en zonas de desastre.
Es ropa «inteligente» que puede monitorear tanto la salud del herido como la del rescatista, identificar la ubicación de ambos e incluso detectar sustancias químicas peligrosas en la atmósfera.
El proyecto, llamado Proetex, está siendo financiado por la Unión Europea y desarrollado por 23 universidades y centros de investigación.
«Las prendas inteligentes incorporan tecnología y microelectrónica para llevar a cabo una serie de funciones» explicó la profesora Analisa Bonfiglio, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad de Cagliari en Modena, Italia, y directora del proyecto Proetex.
«Éstas incluyen desde comunicación con el rescatista hasta monitoreo de sus signos vitales y los de la víctima», agregó.
«El objetivo del proyecto -señaló Bonfiglio- es equipar mejor a los rescatistas para mejorar su seguridad y la efectividad de las respuestas de desastre».
El proyecto consiste en el diseño de tres prendas para el rescatista -chaqueta, camiseta y botas- y un parche o cinturón para la víctima.
«La camiseta -explicó la investigadora- lleva sensores que pueden monitorear continuamente los signos vitales del socorrista, como ritmo cardiaco y respiratorio y temperatura corporal».
«La chaqueta por su parte detecta amenazas externas como altas temperaturas o sustancias químicas tóxicas en la atmósfera».
La prenda interna advierte al grupo de rescate sobre las condiciones locales, y la prenda externa alerta a los socorristas sobre gases peligrosos.
De la misma forma, el parche o cinturón de la víctima recoge también sus signos vitales por medio de sensores.
Los datos que recogen los sensores son a su vez enviados a un centro de monitoreo donde se vigila la situación del rescatista.
La chaqueta también incorpora sensores para rastrear los movimientos del usuario, un GPS para detectar su ubicación y luces y sonidos de alerta para facilitar la localización de un bombero o rescatista herido.
«Por ejemplo se trata de localizar a un gran número de rescatistas en una vasta zona usando un sistema de comunicaciones integrado en la ropa», afirmó Analisa Bonfiglio.
«Esto será una ayuda muy importante para mejorar la coordinación de las operaciones de rescate».
Se espera que las prendas estén listas para usarse el próximo año y los primeros en utilizarlas serán el Cuerpo de Bomberos de París y la Unidad de Protección Civil de Francia.
En el futuro los científicos esperan también integrar otras versiones en el sistema que incluirán biosensores para monitorear el sudor, deshidratación y electrolitos, así como indicadores de estrés, oxígeno y dióxido de carbono.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.