En Inglaterra encuentra un posible tratamiento para la resistencia a los antibióticos de las bacterias que causan sepsis o neumonía

Los científicos han descubierto un nuevo tratamiento potencial que tiene la capacidad de revertir la resistencia a los antibióticos en las bacterias que causan afecciones como la sepsis, la neumonía y las infecciones del tracto urinario, según publican en la revista ‘Nature Chemistry’.

Los carbapenems, como el meropenem, son un grupo de antibióticos vitales, a menudo de «último recurso», que se utilizan para tratar infecciones graves y multirresistentes cuando otros antibióticos, como la penicilina, han fallado. Pero algunas bacterias han encontrado una forma de sobrevivir también al tratamiento con carbapenems, produciendo unas enzimas denominadas metalobetolactamasas (MBL) que descomponen los antibióticos carbapenems, impidiendo su funcionamiento.

La investigación, realizada en colaboración con científicos del Instituto Ineos de Oxford (IOI) para la Investigación Antimicrobiana de la Universidad de Oxford y varias instituciones de toda Europa, descubrió que la nueva clase de bloqueadores enzimáticos, llamados carboxilatos de indol, puede detener el funcionamiento de las enzimas de resistencia a los MBL, dejando al antibiótico libre para atacar y matar bacterias como ‘E. coli’ en el laboratorio y en infecciones en ratones.

Los investigadores examinaron primero cientos de miles de sustancias químicas para ver cuáles se adherían firmemente a los MBL para impedir su funcionamiento y cuáles no reaccionaban con ninguna proteína humana, lo que llevó al descubrimiento de los carboxilatos de indol como nuevos candidatos prometedores.

Utilizando un proceso llamado cristalografía para observar más de cerca su funcionamiento, los investigadores descubrieron que estos posibles fármacos se adhieren a los MBL de una forma completamente diferente a la de cualquier otro medicamento: imitan la interacción del antibiótico con los MBL. Este ingenioso truco de caballo de Troya permite que estos posibles fármacos sean muy eficaces contra una amplia gama de superbacterias productoras de MBL.