En La Guajira colombiana los niños se toman la ciencia

logo-pog-guajira.JPG‘Senderos de investigación’, una edición especial de cuatro libros que recoge las increíbles experiencias de niños, niñas y jóvenes que desarrollaron proyectos de investigación científica, apoyados por el Programa Ondas de Colciencias, en La Guajira.

El proyecto Ondas de Colciencias, en el departamento de La Guajira, anunció la publicación de la colección Apunaakalilua Asakiraa Süpula Atujaa (que significa Senderos de Investigación), las memorias correspondientes a las experiencias en distintos campos del saber de los niños, niñas y jóvenes de la región, realizadas entre 2003 y 2006, en donde se recopilan más de 360 proyectos.
Gracias al apoyo económico y académico de la Gobernación de La Guajira, la coordinación de Comfamiliar de La Guajira y la participación de otras entidades, los niños y las niñas de la Guajira están aprendiendo desde muy pequeños que pueden hacer ciencia.
“Nuestro compromiso es el desarrollo de la actividad investigadora en todos los ciclos de educación y la formación de vocaciones científicas en los pequeños y los jóvenes, Así posibilitamos un porvenir equitativo, centrado en los valores y en los recursos naturales y culturales de la región”, afirmó José Luis González Crespo, ex gobernador de La Guajira.
Desde la primera infancia hasta undécimo grado, los equipos de investigación trabajaron en proyectos que recuperan la memoria y fortalecen el sentido de identidad. Así, campos del saber como ciencias naturales, tecnología, cultura wayuu, ciencias sociales, humanidades, medio ambiente y salud, dieron como resultado un sinnúmero de senderos de investigación.
Como denominador común aspectos como la cultura y el entorno de La Guajira se convierten en fuentes de inspiración de los proyectos que en conjunto buscaban aportar un cambio positivo a la realidad.
Con gran emoción y ansiedad estos niños y niñas se apropiaron de la ciencia a través de experiencias prácticas haciendo de cada año de investigación una muestra de diversidad en donde la curiosidad y la creatividad se tomaron las aulas de la Guajira.
Cuatro años de apropiación de la ciencia, plasmados en más de 360 proyectos
En el año 2003 Aa´in, que en lengua wayuu significa “Principio motor de Vida”, los niños mostraron una clara vocación hacia el área de ciencias naturales con proyectos que iban desde la exploración en la eficiencia de las plantas curativas, hasta una investigación para determinar los factores que han contribuido en la disminución de los flamencos en la región. Durante este año trabajaron más de mil niños en 70 proyectos de todo tipo, plasmando preocupaciones como la contaminación, la extinción de especies, la pérdida de las tradiciones culturales, y los hábitos, entre otras muchas problemáticas.
En el año 2004, Akia´ipa, cuyo significado es “A mi manera”, nuevamente la naturaleza se convirtió en la fuente de inspiración de la mayoría de proyectos que en sintonía con sus tradiciones buscaban encontrar soluciones prácticas a sus problemas más comunes.
En este año más de 950 niños y niñas desarrollaron en 59 proyectos su curiosidad ante el entorno y cómo aprovechar los recursos naturales en pro de campos como la salud, la ecología y el ambiente.
En el 2005, Akualuu, que en lengua Wayuu significa “En mi Andar”, se encuentran un total de 115 proyectos enfocados en temáticas como medio ambiente y sociedad, ciencias naturales, cultura Wayuu, cultura escolar, desarrollo tecnológico, ciencias sociales y salud, elaborados por más de 1.200 niños, niñas y jóvenes. Finalmente, en el 2006, el tomo Aanaa, que traduce “estar tejiendo”, más de 1.200 niños trabajaron en 118 proyectos una diversa gama de temas.
De esta forma, el Programa Ondas, en La Guajira, se convierte en una estrategia que pone el país al alcance de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.