En la zona Palatina encuentran el comedor giratorio de Nerón

Nerón cenaba en movimiento. Así lo indican las ruinas descubiertas este martes en Roma de un extravagante salón de banquetes giratorio, al parecer perteneciente al emperador romano.

El comedor forma parte del Domus Aurea, una impresionante residencia construida en el siglo I después de Cristo.

Según la arqueóloga Francoise Villedieu, directora del equipo de excavaciones: «Esto no puede ser comparado con nada de lo que sabemos de la antigua arquitectura romana».

El descubrimiento ocurrió durante los trabajos de mantenimiento en la cima de la colina Palatina.

El comedor encontrado tiene un diámetro de más de 16 metros y se sostenía sobre un pilar de cuatro metros. Al parecer, cuatro mecanismos esféricos impulsados por agua eran lo que lo hacían rotar -día y noche- para imitar el movimiento de la Tierra.

Según lo encontrado, las piezas podrían haber estado destinadas al entretenimiento de funcionarios y personas importantes.

El techo del salón giratorio podría también haber tenido paneles de marfil que se abrían para ofrecer una lluvia de perfume y flores a los invitados sentados debajo

Hasta ahora, se han encontrado los cimientos del salón, el mecanismo giratorio y una zona que podría ser la cocina.

El emperador Nerón -quien gobernó el imperio romano del 54 al 68 d.C.- era famoso por su lujuria y derroches. Además es recordado principalmente por haber llevado una vida en la que se entregó libremente a sus deseos sexuales.

Ahora parece que su capacidad para el derroche se extendió también a sus hábitos alimentarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.