En un cuerpo de más de 4 mil años descubren un caso de cáncer

1019417Un grupo de investigadores canadienses han exhumado en Siberia los restos de lo que sería el caso más antiguo de cáncer, con más de 4.500 años de antigüedad.

Según los análisis de los huesos desenterrados, el individuo tenía entre 35 y 45 años. Asimismo, habría sido víctima de un cáncer de pulmón o de próstata, el cual se habría extendido desde la cadera hasta la cabeza.

Los investigadores explican que anteriormente se había descubierto casos similares, sin embargo, ningunos ha pasado de los 5 mil o 6 mil años de antigüedad, o se trataban de tumores benignos.

El estudio, publicado en la revista PLoS ONE, niega la hipótesis de que el cáncer es una enfermedad moderna. «Hemos tenido la percepción que este mal era casi inexistente en la antigüedad, debido a que la gente no vivía el mismo estilo de vida que vivimos ahora. Vivían en ambientes puros, libres de toxinas, eran muy activos y comían alimentos naturales», declaran Daniel Temple y Vladimir Bazaliiskii, autores del estudio.

Pero, ¿qué pudo haber causado que el cáncer se desarrollara en aquella época? Para Angela Lieverse, bioarqueóloga en la Universidad de Saskatchewan (Canadá), la exposición al humo del fuego, utilizado para mantenerse calientes, pudo haber sido uno de los factores de riesgos. Además, afirma que la persona habría experimentado una muerte dolorosa, acompañada de nauseas, dolor incesante, fatiga e incapacidad de respirar.