Encuentran la clave para devolver los recuerdos a pacientes con Alzheimer

base_imageUn experimento con roedores realizado por el MIT ha resultado exitoso al rescatar los recuerdos con ráfagas de luz

Un nuevo campo de investigación sobre Alzheimer, una enfermedad que afecta a cerca de 40 millones de personas en todo el mundo, ha sido abierto por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), al lograr devolver recuerdos a ratones con esta enfermedad.

Se trata de una investigación encabezada por el premio Nobel de Medicina, Susumu Tonegawa, en la que lograron regenerar la memoria en un grupo de ratones con principios de Alzheimer mediante la aplicación de estímulos con luz azul en la región del hipocampo de estos roedores.

Según detalla el estudio publicado en la revista Nature, el método de comprobación fue simple: se creó un grupo de ratones alterados genéticamente para desarrollar esta enfermedad y para ser fotosensibles al tratamiento diseñado.

Luego se colocaron en una jaula con una carga eléctrica intermitente en el piso. Al no poder conservar memorias los roedores no podían alterar su conducta al introducirlos en la jaula.

Así, se aplicó el procedimiento de estimulación óptica de las células cerebrales mediante luz azul, excitando partes específicas del cerebro. Al ponerlos dentro de la jaula los sujetos de prueba reaccionaron, ya que pudieron recordar el choque eléctrico y reaccionar de una manera distinta.

“Se trata de unan prueba de concepto. Es decir, que incluso cuando un recuerdo parece haber desaparecido, en realidad todavía está presente. La cuestión es cómo acceder a él y recuperarlo”, afirmó Susumu Tonewaga, líder del estudio.

Además, el equipo de Tonegawa halló que los ratones contaban con mayor número de espinas dendríticas -terminales de las neuronas- que antes del experimento. Los científicos constataron previamente que en los ratones con Alzheimer, el conjunto de neuronas que guarda un recuerdo poseía menos espinas dendrítricas que en los ratones sanos.

“Es posible que en el futuro se desarrolle una tecnología para activar o inactivar con más precisión las células situadas en zonas profundas del cerebro, como el hipocampo o la corteza entorrinal, con más precisión”, comenta Tonegawa.

Para los científicos, con este avance en el futuro los pacientes en una etapa temprana de Alzheimer podrían tener buenas posibilidades de recuperar su memoria, pero señalan que falta mucho camino por recorrer.