Encuentran una enana marrón que posee gran reserva de litio cósmico indestructible

Los investigadores identificaron a la enana marrón llamada Reid 1B, la más antigua y fría descubierta hasta ahora donde se ha podido constatar la presencia del litio. Reid 1B tiene 16 mil veces más litio que la Tierra.
Unos investigadores descubrieron una enana marrón que tiene un depósito de litio cósmico que nunca se destruye, calificado como el eslabón natural que hay entre las estrellas y los planetas, ha informado este miércoles (24.11.2021) el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en España.
El estudio realizado por expertos del IAC y del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) observa a la enana marrón Reid 1B, la más antigua y fría descubierta hasta ahora donde se ha podido constatar la presencia del litio.
Según los investigadores, la Reid 1B conserva el depósito más primigenio conocido de litio en la vecindad cósmica, cuyo origen se remonta a un tiempo anterior a la formación del sistema binario al que pertenece, y para su descubrimiento se ha utilizado el instrumento Osiris del Observatorio del Roque de lo Muchachos, en la isla de La Palma.
¿Qué son las enanas marrones?
En el estudio publicado por Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS) se explica que las enanas marrones, también conocidas como enanas café o estrellas fallidas, son el eslabón natural que hay entre las estrellas y los planetas.
Son más masivas que Júpiter, pero no lo suficiente para quemar hidrógeno, que es el combustible que utilizan las estrellas para brillar, y por eso permanecieron invisibles hasta que los observadores los detectaron a mediados de los años noventa del siglo pasado.
Las enanas marrones son particularmente interesantes debido a que anteriormente ya se creía que algunos de estos objetos podrían preservar intacto el contenido de litio, el llamado «petróleo blanco» por su rareza y relevancia para múltiples aplicaciones.
Cantidad de litio 13.000 veces superior a la de la Tierra
En las observaciones espectroscópicas de alta sensibilidad del instrumento Osiris no se detectó litio en tres de esas estrellas fallidas, pero sí en Reid 1B, la más débil y fría de las cuatro, y de ese modo dieron con un depósito de litio cósmico que nunca se destruye, cuyo origen se remonta a un tiempo anterior a la formación del sistema al que pertenece la enana marrón.
Según estimaciones realizadas por los especialistas, se trata del objeto extrasolar más frío y débil donde se ha encontrado litio, en una cantidad 13.000 veces superior a la que hay en la Tierra. Asimismo, con una edad de 1.100 millones de años y una masa dinámica 41 mayor que la de Júpiter, el planeta más grande del sistema solar, este objeto se encuentra a 16,9 años luz de la Tierra.