¿Es cierto que diferentes marcas de autos utilizan los mismos motores?- ¿Cómo opera el sistema hill holder que frena el vehículo en una pendiente pocos segundos mientras se suelta el freno y se acelera?

descarga (1)Por Fernando Santos Morales

¿Es cierto que diferentes marcas de autos utilizan los mismos motores?

Tan cierto es como decir que otras o las mismas, comparten las plataformas o chasises sobre las que se construyen diferentes vehículos. Tiene sentido como por ejemplo en el grupo Volkswagen donde autos de Skoda, Seat y Audi los comparten, saliendo idénticos, desde la misma fábrica.

Un ejemplo real, el veterano y famoso 1.8 litros gasolina del mencionado grupo, que se montó en autos muy reputados como el Golf desde los años 80s con 8 válvulas, y en los Seat Ibiza y Volkswagen Jetta de 2ª generación.

Debidamente actualizado, se montó con 16válvulas, y luego con 20, en los Audi A3, Skoda Octavia y Seat León de primera generación. La razón por la que se comparten máquinas corresponde a las positivas economías de escala por la mayor cantidad de unidades fabricadas, y a diseños robustos que como en éste caso, con las debidas actualizaciones en la electrónica para reducir el consumo y las emisiones, permanecen funcionando confiablemente durante muchos kilómetros.

Siendo idénticos, cambian los elementos periféricos que se tienen que adaptar a las diferencias que hay en los compartimientos del motor como los radiadores, mangueras, y tomas de aire diferentes desde el exterior hacia el múltiple de admisión.

Por esto último, y la capacidad para evacuar calor que tenga el motor en los diferentes compartimientos según lo explicado, es que un mismo motor entrega diferentes cifras de caballos y torque con respecto a su hermano que impulsa otra carrocería.

¿Cómo opera el sistema hill holder que frena el vehículo en una pendiente pocos segundos, mientras se suelta el freno y se acelera?

Ideal para los conductores nerviosos o menos expertos. En plena subida detenidos ante un tráfico que no avanza, llega el momento de hacerlo y con preocupación sueltan el freno, mientras se embraga y se acelera.

Si la operación no se hace con rapidez, o es un motor que no tiene una perfecta respuesta ante la presión del acelerador, se rodará hacia atrás, golpeando al vehículo que lo sigue. Es uno de los sistemas más prácticos y apreciados actualmente, disponible en todas las marcas de confianza.

¿Cómo trabaja? Valiendose del sistema de frenos. Un sensor de inclinación detecta cuando la pendiente es muy inclinada, y con pedal de embrague hundido, freno pisado y auto parado, aplica la presión en los frenos, generalmente en las ruedas delanteras, aunque hay excepciones.

La función no se activa con el auto en bajada (hasta ahora no la conozco), porque los mismos sensores se ‘’enteran’’ y no ejecutan comandos. También es muy útil cuando el vehículo a través de una salida empinada, sale de un sótano. No más poner el freno de mano o de emergencia, o jugar desgastando el embrague mientras se sostiene desembragando (sacando el pedal), al tiempo que se acelera.

Y lo mejor, es que no hay que hacer nada raro: todo ocurre mientras se suelta el freno y la avanzada electrónica, permite sostenerlo en esos pocos pero importantes segundos: lo mejor es que  -como pasa con todas las novedades técnicas-,  cada vez se extiende hacia modelos más pequeños y baratos tanto mecánicos como automáticos.