¿Es posible elegir qué sexo tendrá un bebé?

embarazada-patucos-colores-pConocer el sexo del bebé es una de las noticias más esperadas por los futuros padres.

Se realizan apuestas familiares y hay algunos juegos de azar que intentan revelarlo antes del ecosonograma pero, también, existen técnicas que permiten elegir el sexo de los bebés antes de su crecimiento natural. La reproducción asistida permite la selección del género aunque no al 100 %. Por lo general, esta práctica se realiza debido a la presencia de enfermedades hereditarias ligadas al sexo.

Catedráticos de la Universidad Autónoma de Madrid mencionan que existen dos técnicas adecuadas para la selección del sexo:

  1. Selección del esperma

Este es uno de los métodos con mayor seguridad. Consiste en separar los espermatozoides con cromosoma X, (que al unirse al óvulo crearían una niña) de los que tienen cromosoma Y (que darían lugar a un niño) en un laboratorio. Así, los embriones elegidos son implantados en el útero de la futura madre, para que allí tenga lugar la fecundación. Su fiabilidad depende de lo certero que sea el método de selección de espermatozoides empleado.

  1. Diagnóstico genético pre-implantacional

Un método con probabilidades de éxito de 100%. Requiere una fecundación in vitro (FIV) previa, es decir, la fecundación en laboratorio de los óvulos de la madre. Los embriones son analizados para detectar si tienen algún problema genético y, mediante un test de ADN, se analizan si son femeninos o masculinos. Tal como en el proceso de FIV habitual, uno o dos embriones, en este caso, del sexo buscado, son implantados en el útero de la madre.

Se suele implementar cuando existe peligro de transmitir enfermedades ligadas al cromosoma X o al cromosoma Y, como atrofia muscular espinal, distrofia muscular de Duchenne, enfermedad de Huntington, fibrosis quística o hemofilia A y B.