Es viable recuperar horas de sueño: esto dice la ciencia

El insomnio o la falta de sueño por distintos motivos han aumentado en los últimos años. Malos hábitos de sueño o el estrés son dos de los ejemplos más comunes a los que se enfrentan las personas. Además, este suele venir derivado de otro problema lo que agrava la situación.

Según los médicos y expertos nutricionales existen tres bases para llevar una vida sana y saludable. Una buena alimentación y el ejercicio se deben combinar con un descanso bueno y efectivo para poder evitar problemas de salud y derivados.

Así, esta falta de sueño de calidad se ha convertido en un grave problema que se puede llegar a cronificar y agravar con los años. Esto puede comportar problemas tanto alimentarios como cognitivos que no ayuden a llevar una vida en condiciones.

La recomendación de dormir 8 horas cada noche se ha convertido en un mantra para la sociedad. Aunque no existe una base científica sólida que confirme esta teoría si parecer haber un consenso generalizado en la comunidad científica conforme podrían ser las aproximadas para descansar.

Llegados a este punto, en los últimos años muchos expertos han empezado a poner de relieve la necesidad de que la recomendación sea una horquilla. Es decir, un buen descanso estaría dentro de las 7 y 9 horas y deberá contar con una buena higiene de sueño que permita descansar de forma efectiva.

Los deportistas, por ejemplo, necesitan más horas de descanso para que su cuerpo se recupere de forma efectiva. Así, esta horquilla permite una mejor adaptación y no encierra en una hora predeterminada a todos aquellos que se preocupan por su descanso.

Además, durante largo tiempo ha existido el debate acerca de si se podía recuperar el sueño perdido. Ante esta incertidumbre la ciencia ha tratado de investigar y tras años de análisis parece tener una respuesta que acabe de una vez por todas con la discusión.

¿Es posible recuperar el sueño?

Aunque muchos han sido las investigaciones llevadas a cabo en varios estudios llevados a cabo este año han puesto fin al debate. El médico Antelm Pujol ha compartido una inforgrafía en su perfil de Instagram detallando los grandes avances que estos estudios han conseguido.

Pujol, médico y especialista en descanso dedica su cuenta en redes sociales a promover y divulgar acerca de la salud y el entrenamiento. Así, ha querido destacar estos ensayos que parecen haber puesto fin al debate acerca de si es posible recuperar horas de sueño perdidas.

Uno de los estudios analizó a 21 jóvenes sin patologías previas sometiéndolos a 10 días de privación parcial del sueño. Esto les hacía dormir un 30% menos de lo habitual y posteriormente se les dejaba dormir lo que quisieran para así “recuperar” esas horas.

Tras estos días los sujetos no mostraron una recuperación en el impacto negativo que habían sufrido durante los diez días anteriores. Tanto el rendimiento cognitivo como el estado de ánimo seguían presentando deficiencias considerables.

Este análisis  además, demostró que una noche de privación de sueño total perjudica en gran medida la eliminación de desechos de muchas regiones del cerebro. Esto no se compensa con una recuperación de estas horas lo que provoca grandes problemas de salud.

Otra investigación, incluso, consiguió demostrar que la pérdida de sueño y fatiga derivada provoca un gran desequilibrio de las exigencias diarias del individuo. Estos efectos, además, están ligados a patologías emocionales, cognitivas y fisiológicas.

Así las cosas, la ciencia ha conseguido lo que parece resolver una duda clave en la sociedad. El sueño no se puede recuperar y aunque nos parezca que dormir al día siguiente más nos sirve, los daños ya estarán causados.