Esta es la manera correcta de lavar las manzanas

La manzana es una de las frutas que menos nos preocupa limpiar antes de comer, sin embargo los pesticidas podrían darnos varios dolores de cabeza

Comer una manzana después de pasarla por el chorro del agua del grifo parece algo sencillo y hasta cotidiano, sin embargo, esto no es suficiente para eliminar las posibilidades de que resulte perjudicial para la salud.

La situación tiene que ver con los pesticidas que normalmente están presentes en estas frutas como el fungicida tiabendazol y el insecticida fosmet, mismos que no se eliminan con solo agua corriente.

Lo curioso es que tampoco bastan los desinfectantes de frutas verduras o el cloro, que tiene un efecto limitado ante estos elementos químicos.

Pero antes de que te asustes y pienses que te estamos metiendo en una suerte de misión imposible, te contaremos que la solución es realmente sencilla de lograr y casi todos la tenemos a la mano.

Para eliminar estos componentes basta con sumergir las frutas por 15 minutos en una solución de bicarbonato de sodio, lo que basta para desechar el 80 por ciento del tiabendazol y el 96 por ciento del fosmet.

Claro que el efecto más importante se logra simplemente con pelar la fruta y retirar la cáscara, aunque con ello se pierden también compuestos polifenólicos, fibras, pigmentos, vitaminas y minerales.