Estados Unidos y Rusia acordaron reducir sus reservas de armas nuclearles

090706164152_kremlin3afp226cr.jpgLuego de tres horas de negociaciones en el Kremlin, ambos mandatarios se comprometieron a proseguir con los recortes en sus respectivos arsenales una vez que se venza el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Start 1, por sus siglas en inglés), que data de finales de la época soviética.
El acuerdo preliminar de este lunes podría reemplazar al START 1 a partir de diciembre.
El objetivo es que para dentro de siete años, Estados Unidos y Rusia conserven en su poder 1.700 cabezas nucleares o menos. «Debemos liderar con el ejemplo», dijo
Este acuerdo supone un paso muy modesto contra la proliferación nuclear, sobre todo comparado con el tratado firmado durante la Guerra Fría.
Sin embargo, los tiempos han cambiado y ahora la meta de la administración Obama no es la de prevenir una guerra con Rusia, sino conseguir su apoyo para desarmar a otras naciones con ambiciones nucleares como Irán o Corea del Norte.
Según propuso el presidente de EE.UU., Rusia podría ser la anfitriona de una conferencia mundial sobre desarme nuclear en el futuro cercano.
Obama llegó este lunes a Moscú para cumplir lo que los analistas ven como su primera gran prueba diplomática.
Ambos mandatarios habían expresado su deseo de que la visita de Obama a Moscú sirviera para reconstruir los lazos entre ambos países, que se encuentran bastante tirantes, y según dijo Medvedev el acuerdo sobre armas nucleares es «un primer paso, un paso muy importante» en esta dirección.
Obama había asegurado que EE.UU. y Rusia tienen más en común, que diferencias que los separen.
Entre otros asuntos que discutirían se destaca el controvertido escudo antimisiles que EE.UU. quiere instalar en Polonia. Obama y Medvedev no llegaron a un acuerdo sobre este particular, pero sí se pusieron de acuerdo en continuar dialogando acerca de este tema.
Éste y otros temas llevaron a que las relaciones de Rusia con el gobierno de George W. Bush -predecesor de Obama- llegaran a su punto más crítico desde la Guerra Fría.
Asuntos regionales como Afganistán, Irán y la seguridad en Europa también estaban en la agenda.
Como parte de las negociaciones, Obama y Medvedev estuvieron de acuerdo en que Estados Unidos transporte armas con destino a Afganistán a través del espacio aéreo ruso, gracias a que Moscú quiere evitar la propagación de la guerrilla talibán a Asia Central.
A pesar de las «diferencias que persisten» su reunión con Obama fue «lo que EE.UU. y Rusia habían estado esperando», empezar de cero en esta relación bilateral no será fácil.
Rusia será la primera gran prueba para las habilidades diplomáticas del presidente Obama.
Sobre todo, porque aún le espera su primera reunión con el primer ministro ruso, Vladimir Putin, a quien el líder estadounidense acusó recientemente de tener «actitudes de la Guerra Fría, pasadas de moda». Para muchos analistas, Putin es quien sigue manejando los hilos del gobierno.

090706165929_cabezasnuclearesxxxlisto.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.