Estas palabras son prohibidas para la familia real británica

Han sido quitadas de su vocabulario para no ser confundidos con el resto de la gente

Las restricciones para la familia de la corona británica pueden parecer estrafalarias, pero todas están pensadas para seguir un estricto protocolo que lleva cientos de años. Pero las costumbres impactan tan fuerte en esta familia que incluso, el lenguaje es un campo de batalla.

Así como “rojo” y “colorado” denotan diferencias sociales en nuestro país, de acuerdo a un libro de la antropóloga social Kate Fox, hay algunos términos que la familia real no puede decir para diferenciarse de los “comunes”.

“Dulce” y “postre”

El final de una comida se llama pudding para la realeza y las clases más altas. Algunos, incluso, lo acortan y dicen pud. Los otros términos son inaceptables, según dice la antropóloga en su libro “Las reglas escondidas del comportamiento británico”.

“Disculpa”

Algunos pensarían que suena educado decir pardon, pero no según esta antropóloga. Las clases altas como el príncipe William y Kate Middleton dicen sorry, lo que equivale a perdón.

“Baño”

Aparentemente, la palabra toilet (baño) hace que las clases altas se retuerzan. El término correcto es inodoro (loo).

“Perfume”

Es una “esencia”.

“Mamá” y “papá”

Solo los comunes se refieren a sus padres de esa manera, pero las clases altas dirán “mami” y “papi” cuando hablan y cuando se refieren a ellos será “madre” o “padre”.