Estas son las cuatro tecnologías más populares y novedosas en la banca actual

La banca tradicional está quedando en el pasado, hoy las instituciones financieras se apoyan en la tecnología para optimizar sus servicios. Un claro ejemplo de ello es el juego en línea, donde el usuario puede activar bono casino sin depósito a través de la banca online.

Y es precisamente la banca online o digital uno de los grandes avances tecnológicos de las entidades bancarias, marcando un antes y un después en la forma en cómo los usuarios realizaban sus operaciones.

Con ella ya no es necesario asistir a una sucursal bancaria, pues la persona puede hacer la mayoría de las cosas por internet. Desde solicitar un crédito, pagar servicios y hasta opciones de entretenimiento como los sitios de apuestas.

No obstante, el mundo sigue avanzando, cada vez apunta más al uso de dispositivos móviles e internet, la demanda del uso de ellos aumenta y para ello la banca cuenta con tecnologías populares y novedosas.

Interfaces de Programación de Aplicaciones (API)

Estudios afirman que los dispositivos móviles cada vez son más determinantes en la vida de las personas, desplazando a las computadoras, y esto seguro aumentará con la masificación de la red 5G.

En ese sentido, las Interfaces de Programación de Aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) le dan la posibilidad a los bancos de unir o entrelazar todos los servicios para que, además, compartan información entre ellos.

Por ejemplo, pueden comunicarse las solicitudes por aplicaciones móviles, transferencias por la banca digital, procesadores de pagos y otros productos ofrecidos por la institución financiera.

Así ganan todos. Del lado del usuario todo es más fácil y práctico; mientras que el banco puede sacarle mucho provecho al manejo de datos.

Tecnologías enfocadas en la seguridad

Pese a que la tecnología, y sobre todo el internet, son de mucha ayuda para las personas, no se pueden dejar a un lado los riesgos de la seguridad digital. Abundan los casos de estafas a través de suplantación de identidad.

Ante esta situación, los bancos alrededor del mundo han implementado la tecnología biométrica como una nueva capa de seguridad para las cuentas de sus clientes.

Entonces, ya no son necesarios solo una contraseña o el autenticador de dos factores para tener acceso a la cuenta, ahora también es requerida la voz o la huella dactilar de la persona. Esto también aplica para los cajeros automáticos o las compras en supermercados.

Servicio de atención al cliente automatizado

Al contactar al banco por correo electrónico la respuesta puede tardar días, también puede haber una larga espera ante la ausencia de agentes en caso de una llamada telefónica. Esto, porque como toda persona, los trabajadores de los bancos cumplen horarios.

Para evitar largas esperas y poder atender fuera del horario de oficina, los bancos utilizan la inteligencia artificial para crear bots que puedan atender a las personas y así mejorar el servicio de atención al cliente.

Dichos bots son conocidos como “Asistentes virtuales” y pueden resolver problemas o dudas generales que tenga el cliente.

Optimización de servicios a través de la tecnología

En consonancia con algunas de las tecnologías ya mencionadas, los bancos utilizan los distintos avances tecnológicos para optimizar y automatizar sus servicios.

En ese orden de ideas, las personas evitan pasar horas en el banco a la espera de una cita para ser atendidos y las entidades bancarias pueden dejar la atención presencial para para casos más complejos.

Entonces, ya sea desde su página web o aplicación móvil le brinda la posibilidad al usuario de abrir una cuenta, solicitar una tarjeta, pedir un préstamo, entre otros servicios, todo de manera remota.

¿Hacia dónde apunta la tecnología bancaria?

La tecnología es una ola y las distintas industrias son surfistas que intentan dominarla para sacarle el mayor provecho desde sus objetivos.

En el caso de los bancos, estos seguirán optimizando la atención y la solicitud de servicios, para que cada vez sea menos necesario dirigirse a una sucursal bancaria.

Asimismo, aunque no depende solo de ellos, el mundo apunta a dejar de lado el papel moneda para que sea digital. En esto la participación de los bancos es fundamental.