Este es el curioso origen de la cámara web

¿Sabías que dos ingenieros en sistemas de la Universidad de Cambridge inventaron la primera webcam en 1991? Probablemente esto parece obvio, pero en realidad su propósito no era otro más que ver los niveles en los que se encontraban sus cafeteras.

¿En realidad? Sí. La historia dice que la norma era que quien se terminaba la cafetera debía rellenarla, pero siempre había listos que no cumplían.

En 1991, Quentin Stafford-Fraser y Paul Jardetzky hartos de bajar tres pisos y encontrarse la cafetera vacía decidieron inventar algo para solucionarlo (después de todo, la madre de la invención es la necesidad y muchas veces la pereza); así que diseñaron una cámara que trasmitía una imagen de la cafetera (porque estaba junto a ella) a una resolución de 129×129 pixeles en escala de grises y a un fotograma por segundo.

Así, desde la pantalla de su ordenador sabían cuándo era el momento propicio para bajar por un café, y de paso sabían quiénes se acababan el café y no llenaban la cafetera.

A la cámara se le llamó XCoffee y tras unos meses de afinar detalles decidieron comercializarla. En 1992 salió a la venta la primera cámara web llamada XCam.

Esta primera cámara fue subastada en eBay, por más de 5,000 dólares.