Este es el sencillo truco del dueño de Amazon para ser aún más productivo

Jeff Bezos

Lejos de tratarse de una compleja estrategia, esta rutina ayuda a empezar el día de mejor humor

Cultivar la mente, meditar, hacer deporte, descansar… Detrás de los perfiles de los hombres exitosos se plantea una cuestión: ¿cómo es su día a día para que logren estar dónde están? O mejor incluso, ¿hay alguna fórmula que se pueda aplicar al resto de mortales para mejorar y estar un poco más cerca de triunfar? Desgraciadamente, no existe una receta mágica que de un día para otro los haya ayudado a encumbrarse, pero sí que es cierto que si algo tienen en común las personas con más poder es ser disciplinados en la vida y saber mantener una planificación de cada una de las actividades que realizan para conseguir dar lo mejor de sí mismos en cada momento.

En el momento actual una de las figuras que más interés suscita es Jeff Bezos (con el permiso de Elon Musk, claro está), quien es el protagonista de todo tipo de artículos sobre su persona enfocados a encaminar a aquellos que quieren seguir su ejemplo. Si recientemente el analista tecnológico Jason Aten, en unas declaraciones para la revista Inc hablaba de que el fundador de Amazon seguía la regla del ‘solo tú’ -o lo que es lo mismo, asimilar la idea de que cada uno tiene unas tareas diarias y que debe saber delegar en su equipo- ahora parece que ha salido a la luz otra clave en su rutina cotidiana que le ayuda a estar más centrado.

La respuesta se encuentra en el libro ‘Invent & Wander: The Collected Writings of Jeff Bezos’, en el que cuenta lo siguiente: «Me gusta perder el tiempo por la mañana. Me levanto temprano. Me acuesto temprano. Me gusta leer el periódico. Me gusta tomar café. Me gusta desayunar con mis hijos antes de que vayan al colegio. Así que mi tiempo de ocio es muy importante para mí. Por eso fijé mi primera reunión a las diez». Toda una sorpresa viniendo del CEO, del que se esperaría que comenzase su día a horas más tempranas.

Sin embargo, no es el único que defiende el ‘dolce far niente’ al iniciar la jornada. De hecho son cada vez más los estudios psicológicos que apoyan los beneficios de dedicar un tiempo cada mañana, antes de empezar el día, a nosotros mismos, sin necesidad de tener que estar haciendo actividades frenéticas. Un ejemplo lo encontramos en la investigación publicada en la revista ‘Academy of Management’ donde explican que disponer de tiempo ‘en blanco’ fomenta el pensamiento, la reflexión e impulsa el ingenio y la productividad.

Otro estudio publicado en ‘Harvard Business Review’ afirma que una concentración excesiva a lo largo del día deja al cerebro exhausto, pudiendo llegar a provocar una pérdida total de control. De ahí que los momentos de ‘desconexión’ resulten imprescindibles para refrescar la mente y que se oxigene. Lo que a muchos pueda parecer una pérdida de tiempo es en realidad una recarga de pilas que hará que el día se afronte de otra manera, con mejor humor y una perspectiva global más clara.

Otros consejos bastante útiles en el ámbito laboral y que explica en el libro consisten en aprender a priorizar para contar con tiempo libre para imprevistos y limitarse a tomar un máximo de tres decisiones importantes al día «que deben ser de la máxima calidad que puedas tomar y rápido».