Este es el tren-hotel más especial: en un puente sobre la vida salvaje del parque Kruger

Kruger Shalati: The Train on the Bridge, en el Parque Nacional Kruger – Kruger Shalati

Este es el tren-hotel más especial: en un puente sobre la vida salvaje del parque Kruger

Lo último en Sudáfrica es este hotel lujoso, espectacular y especial. Es lo que parece: un tren centenario en un puente sobre un río repleto de vida salvaje. Un alojamieno inesperado. Una nueva y sorprendente forma de pasar la noche en el icónico Parque Nacional Kruger. Sus clientes podrán ver desde su habitación a un hipopótamo bebé deambular por su hábitat natural.

El recientemente inaugurado hotel Kruger Shalati: The Train on the Bridge ha sido estacionado de forma permanente en el Puente Selati, sobre el río Sabie, y ofrece un alojamiento de lujo en un tren que, según sus impulsores, rinde homenaje a los visitantes que exploraron el parque hace casi 100 años. El primer director de parque, James Steven-Hamilton, dio la bienvenida a los visitantes hace casi 100 años, a principios de la década de 1920.

El tren-hotel, en el Parque Nacional Kruger – Kruger Shalati

Los trabajos de reacondicionamiento y permisos comenzaron en 2020, cuando Sudáfrica -como el resto del mundo- vivía bajo el bloqueo del Covid-19-. Dos años después, la apuesta está dando sus frutos, con una buena ocupación e interés internacional. The Train on the Bridge dispone de 31 habitaciones, 24 en los vagones y siete en la Bridge House. El precio en el tren: unos 541 euros por persona y noche. En la casa, cien euros más barato.

Las salas del tren han sido acondicionadas con paredes de vidrio que permiten vistas infinitas a lo largo del río Sabie. En cuanto al interiorismo, sus creadores se han inspirado en el diseño africano en colaboración con artesanos locales. Muy por encima del río, alineada con el nivel de las vías del tren, se ha construido una piscina en la que darse un chapuzón mientras, unos metros más abajo, vemos cocodrilos, hipopótamos, búfalos y elefantes.

El Parque Nacional Kruger es un impresionante refugio de vida salvaje que alberga a una increíble diversidad de grandes animales, incluidos los Cinco Grandes. Situado en el noroeste de Sudáfrica, en la franja que limita con Mozambique, este parque se extiende de norte a sur desde la frontera con Zimbaue hasta casi los límites con Suazilandia en sus casi 2 millones de hectáreas. Este enclave representa uno de los últimos refugios de poblaciones importantes de rinocerontes blancos y negros, hoy día en peligro de extinción. Acoge también grandes grupos de búfalos, jirafas, leopardos y jabalíes. En total hay más de 500 especies de aves, 100 de reptiles y casi 150 de mamíferos. Aquellos que lo visiten pueden optar por hacer safaris, caminatas guiadas y paseos en globo, entre otras actividades.