Lo que se sabe de la falla que afectó ayer durante horas a Facebook, Instagram y WhatsApp en todo el mundo

Fue un lunes negro para las plataformas de Mark Zuckerberg.

Facebook, Instagram y WhatsApp, los tres servicios del gigante de internet, presentaron una falla a escala global este lunes que impidió a millones de usuarios acceder a sus servicios en línea.

La compañía dice que el fallo se debió a que hubo problemas durante un cambio de configuración de sus sistemas.

En un comunicado, Facebook dijo que eso afectó las herramientas y sistemas internos de la empresa, lo que complicó los intentos de resolver el problema. La compañía agregó que «no hay evidencia de que los datos de los usuarios se vieran comprometidos como resultado de este tiempo de inactividad».

El acceso a través de la web o mediante las aplicaciones para teléfonos inteligentes no fue posible durante al menos seis horas, periodo después del cual los servicios empezaron a restablecerse.

Downdetector, un sitio que rastrea interrupciones en plataformas en línea registró cientos de miles de reportes de error para Facebook (y su servicio Messenger), Instagram y WhatsApp.

Las aplicaciones que requieren inicios de sesión en Facebook también se vieron afectadas, como el juego Pokémon Go.

Algunos usuarios de Oculus, la plataforma de realidad virtual de Facebook, también reportaron problemas.

«Hubo reportes sobre ‘caos’ en la sede de Facebook mientras los técnicos luchaban por solucionar el problema» en California, informó James Clayton, reportero de tecnología en Norteamérica.

Cuando los servicios empezaron a restablecerse, en un mensaje en Twitter, la compañía aseguró: «A la gran comunidad de personas y empresas de todo el mundo que dependen de nosotros: lo sentimos. Hemos estado trabajando arduamente para restablecer el acceso a nuestras aplicaciones y servicios y nos complace informar que ahora están volviendo a estar en línea. Gracias por permanecer con nosotros».

Qué dice Facebook

En su comunicado, Facebook sostiene que los cambios en la configuración de los routers que coordinan el tráfico de red entre sus centros de datos causaron problemas que interrumpieron esa comunicación.

«Esta interrupción del tráfico de la red tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios», dijo la compañía.

«Creemos que la causa principal de esta interrupción fue un cambio de configuración defectuoso», añade.

Y también sostiene que la interrupción afectó los sistemas de operaciones internas, «lo que complicó nuestros intentos de diagnosticar y resolver rápidamente el problema», según dice el comunicado.

Finalmente, la compañía dice que no hay evidencia de que los datos de los usuarios se hayan visto comprometidos.

Para Clayton, llama la atención que la interrupción del servicio también «haya obstaculizado la capacidad de Facebook para abordar el bloqueo, eliminando las herramientas internas necesarias para solucionar el problema».

Clayton añade que también resulta interesante que el comunicado de Facebook «esté cuidadosamente escrito», y no descarte la posibilidad de que haya habido «juego sucio» detrás de las causas del daño.

Los ojos sobre Facebook

La interrupción de los servicios de Facebook se produjo el día después de la emisión de una entrevista que concedió una exempleada de Facebook que filtró documentos sobre la empresa.

Frances Haugen dijo a la cadena estadounidense CBS News el domingo que la compañía había priorizado «el crecimiento sobre la seguridad» de sus usuarios.

La firma de Mark Zuckerberg ha dicho que la filtración es engañosa, pues asegura que es una interpretación sesgada de los datos, y que pasa por alto una investigación positiva realizada por la compañía.

Este martes, Haugen debía testificar ante un subcomité del Senado de EE.UU. en una audiencia sobre la investigación de Facebook sobre el efecto de Instagram en la salud mental de los jóvenes.

En este escenario, Facebook perdió casi 5% de su valor en la bolsa de valores de Nueva York.