Esto le sucede a tu cuerpo si dejas de comer azúcar durante un mes

El excesivo consumo de azúcar se relaciona con diversas enfermedades degenerativas, retirarla de la alimentación únicamente se asocia con bondades medicinales.

En los últimos años una de las principales alertas de salud se debe a las consecuencias que se derivan del excesivo consumo de azúcar, es un tema que debe de tomarse en serio ya que se relaciona con peligrosas enfermedades degenerativas. Estudios encabezados por importantes organizaciones de salud a nivel mundial coinciden en los devastadores efectos que causa este mal hábito alimenticio; entre los principales se destacan el sobrepeso, obesidad, padecimientos dentales, aumentos en los niveles de insulina por ende diabetes, hígado graso, diabetes, insuficiencia renal, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y algunas fallas relacionadas con el funcionamiento cognitivo.

Cabe resaltar que el azúcar es necesaria ya que brinda energía para que el organismo cumpla con sus funciones, según información revelada por United States Agency International Development (USAID) “La glucosa es el principal alimento del cerebro humano y se encuentra en casi todos los alimentos en mayor o menor medida.” La energía que aporta la glucosa se relaciona con el buen funcionamiento de músculos, la retina y el sistema nervioso, del total de azúcar que consumimos el 20% se va directamente al cerebro para que pueda operar.

El azúcar se encuentra de manera natural en muchos alimentos, los hidratos de carbono son importantes en la nutrición ya que aportan glucosa; es importante integrarlos en la dieta diaria y la recomendación es que cerca de la mitad de las calorías que se ingieren en un día provengan de esta fuente. Principalmente se encuentran en alimentos como los cereales (arroz, trigo, cebada, maíz y avena), en los tubérculos (papas) en las legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos, alubias, chícharos y soya) y por supuesto en las frutas y las verduras. Conoce todo lo bueno que sucederá en el organismo al evitar su consumo por 30 días.

Esto le sucede a su cuerpo al deja de comer azúcar un mes:

  1. Proteges al corazón

Seguir una dieta que se distinga por su alto valor calórico y carga glucémica se relaciona directamente con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Cuando evitamos su consumo, uno de los principales beneficios se encuentra en lo rápido que se regulan los niveles de colesterol y triglicéridos, esto se relaciona directamente con un mejor funcionamiento del sistema cardiovascular y una considerable reducción en el riesgo de padecer infartos y derrames cerebrales. A la vez se relaciona con un incremento en los niveles de colesterol bueno “HDL”.

  1. Reduces grasa abdominal y bajas de peso

El azúcar y los productos derivados son conocidos como alimentos con un alto aporte en calorías, mismas que son “vacías” ya que están escasas de nutrientes, como es el caso de las vitaminas, los minerales y la fibra. Uno de los aspectos más preocupantes de su consumo es que promueve la acumulación de la grasa, sobre todo en la zona de la cintura y el vientre, lo que se relaciona con diversos padecimientos de salud como la hipertensión, el sobrepeso y la obesidad.

  1. Mejora el funcionamiento del hígado

El exceso de glucosa y fructosa tiende a convertirse en grasa corporal, por ende es normal que se acumule alrededor del hígado y se deriva en diversas enfermedades como es el caso del hígado graso. Diversos estudios han comprobado que una dieta rica en azúcares se relaciona con efectos similares a los del alcohol; al dejar de consumir azúcar por un período de tiempo evitamos que el hígado se sobrecargue, facilitamos su funcionamiento y la eliminación de toxinas.

  1. Mejora el funcionamiento digestivo

Una de las grandes y más notorias maravillas de limitar el consumo de azúcar se nota en el funcionamiento digestivo, se agiliza el tránsito intestinal y se facilita enormemente la absorción de nutrientes. También es una buena manera de depurar y desintoxicar el colon, ya que el excesivo consumo de azúcar favorece el crecimiento de bacterias patógenas.

  1. Proteges el cerebro

Diversos estudios señalan que los picos de glucosa pueden derivarse en daños cerebrales que afectan el funcionamiento cognitivo como es el caso de la memoria, el aprendizaje y la concentración. Tener un descontrol en los niveles de azúcar es el detonante para que el cerebro disminuya su rendimiento, lo cuál se ve reflejado en un mal estado de salud general y un menor rendimiento tanto mental, como físico.

  1. Mejora la apariencia de la piel

Cuando consumimos azúcar el organismo de manera natural activa un proceso llamado glicación, en el cual la glucosa se adhiere a las fibras de proteína y causa daños en la elastina y el colágeno de la piel. Cuando se evita su consumo, la piel se regenera, obtiene más hidratación y se previenen los principales signos de envejecimiento.