Estos remedios naturales calman la tos

images (1)Muchas veces buscamos calmar la tos auto medicándonos con jarabes, sin embargo, esto puede ser letal para la salud.

Con estos remedios caseros se puede combatir la tos:

1.- Jarabe de miel casero

Es muy sencillo de preparar. Mézclalo con aceite de coco y jugo de limón, luego tómalo directamente. Este preparado te ayudará a desaparecer la tos y aliviar los dolores que puedes sentir en la garganta.

2. Té de Tomillo

Prepara un té de tomillo machando dos hojas de esta hierba y poniéndolo a reposar en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos, finalmente cuélalo. Puedes añadir miel y limón para que tenga un sabor más agradable a tu paladar. Este té es un calmante para la tos, relaja los músculos traqueales y reduce la inflamación.

3. Una ducha caliente

El vapor es una excelente forma para combatir la tos, así que una ducha caliente es un remedio ideal para aliviar las vías respiratorias, eliminar la congestión nasal y la flema. Solo cuídate de las corrientes de aire después de bañarte.

4. Pimienta Negra y té de miel

Pocas personas saben que la pimienta negra y el té de miel son la combinación perfecta contra la tos. Pues, la pimienta ayuda a la circulación y el flujo de la mucosa, mientras que la miel es un calmante natural para la tos. Prepárala con una cucharadita de pimienta recién molida y dos cucharadas de miel en una taza y llénala con agua hirviendo. Tápalo y déjalo reposar por un tiempo de 15 minutos. Finalmente, cuélalo y tómalo.

5. Toma muchos líquidos

Una forma muy sencilla de dejar la tos es consumiendo abundante líquido. De esta manera ayudas a diluir el moco en el goteo nasal y mantienen a las membranas húmedas lo que reduce la tos.

6. Gotitas para la tos

No hay nada mejor que unas gotitas para la tos mentoladas. Entumece la parte posterior de la garganta para reducir la tos.

7. Chupar un limón

Un truco casero es chupar limón. Solo debes espolvorearle un poco de sal y pimienta. Si no te parece algo agradable para tu paladar, puedes hacer una limonada caliente y azucararlo con miel.

8. Kión

Prepara un té de kión. Coloca 12 tajadas de este alimento en una olla al fuego. Deja que se cocine a fuego lento por 20 minutos y después retíralo. Cuélalo, agrega una cucharada de miel y unas gotas de limón. Si sientes que el sabor es muy fuerte, puedes añadir un poco más de agua. Este preparado tiene propiedades de un analgésico y expectorante.