Estos son los beneficios que las mascotas pueden traer al ambiente laboral

 Catalina Plata en su estudio de grabación

Aunque, esta iniciativa todavía no sea la norma en la mayoría de las oficinas, cada vez es más común que existan espacios laborales pet-friendly.

La oficina es como una segunda casa para muchos trabajadores. Por ello, es importante que impere un ambiente laboral sano y armonioso. De lo contrario, pueden surgir ciertos inconvenientes.

En nuestro país el 75% de los trabajadores padece fatiga por estrés laboral, también conocido como síndrome de burnout, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este padecimiento puede tener efectos negativos en la salud de los empleados y también en la productividad.

El estrés, por ejemplo, puede desgastar las relaciones interpersonales entre los colaboradores y, en consecuencia, el clima laboral.

Hasta hace algunos años era impensable tener mascotas en nuestro lugar de trabajo; sin embargo, este paradigma ha cambiado. En Estados Unidos es cada vez más común que haya empresas con políticas que permiten a los colaboradores estar acompañados de sus perros.

En este contexto, interactuar con animales en el lugar de trabajo puede generar varias ventajas, según algunos estudios y especialistas. De acuerdo con los expertos, estos son los cinco principales beneficios de convivir con mascotas en tu lugar de trabajo:

  1. Menos estrés. Sí, aunque suene difícil de creer, la presencia de perritos en los lugares de trabajo puede reducir el estrés entre los colaboradores. Así lo afirma un estudio realizado por la Universidad de Virginia Commonwealth de Estados Unidos. Según dicha investigación, aquellos trabajadores que llevaron a su mascota a la oficina presentaron un nivel menor de estrés que quienes los dejaron en casa.
  2. Mayor satisfacción. Este mismo estudio reveló que otro de los beneficios de tener perros en la oficina es el impacto positivo que tienen en la satisfacción de los colaboradores. De acuerdo con esta investigación, los trabajadores tenían un nivel de satisfacción mayor los días que el perro estaba presente que cuando no. Un empleado satisfecho puede tener un mejor desempeño y rendimiento.
  3. Mejora el ambiente laboral. Según un estudio elaborado por la Universidad Central Michigan, tener mascotas en la oficina ayuda a mejorar el ambiente laboral e, incluso, incentivar la colaboración entre compañeros. Tener un perro en la oficina es un buen estímulo para fortalecer las relaciones entre los trabajadores, ya que puede facilitar la comunicación entre las personas al compartir anécdotas o experiencias al respecto.
  4. Creatividad. También invita a que los colaboradores salgan de su rutina. Los perros, con su forma de ser inigualable, energía e ímpetu pueden alegrar el día a día en una oficina. En este panorama fluye un ambiente más relajado que propicia la creatividad entre los empleados. Dar un paseo o jugar con ellos son momentos ideales para desconectarse y después continuar con los pendientes del día.

Lo recomendable es que las compañías que están a favor de este tipo de iniciativas pongan ciertas reglas para que la experiencia sea segura para todos. Por ejemplo, que los perritos estén vacunados, sanos, sean dóciles y que estén entrenados.

Además, en todo momento es importante que los animales estén supervisados por alguien, que siempre se tenga correa a la mano y existan espacios para poder resguardarlos en caso de ser necesario.