Estudiantes de EE.UU. desarrollan combustible alternativo para cocinas de Ecuador

etanol1.jpgPor Nancy L. Pontius
En las aldeas de montaña de Ecuador, la leña puede ser difícil de encontrar. “Algunas familias tienen que viajar durante dos días sólo para encontrar la madera suficiente para cocinar algunas comidas”, dijo a America.gov Chris Hardrick, estudiante física y de ingeniería de la universidad Fort Lewis College.
Como alternativa a la quema de madera, estudiantes de Estados Unidos están elaborando una cocina a gas, de bajo costo, que utiliza desechos de alimentos y animales como fuente de energía.
El proyecto lo apoya en parte una subvención de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) en el marco de su concurso nacional de diseño People, Prosperity and the Planet (P3) (Pueblos, prosperidad y el planeta).
Las cocinas de biogás, diseñados por estudiantes del club Ingenieros Sin Fronteras de la universidad de Fort Lewis College, en Colorado, combinan un sencillo fogón de cocina con un digestor de biogás que genera gas metano a partir de desechos orgánicos, ofreciendo una fuente de combustible más limpia y eficiente para cocinar y para calefacción.
Cuando los estudiantes de Fort Lewis visitaron Ecuador en agosto de 2008, notaron que uno de los principales problemas que encaran las aldeas es el uso de hogueras abiertas dentro del hogar para cocinar y para calefacción. 
La quema de biogás en lugar de madera puede mejorar la calidad del aire y reducir, por lo tanto, los problemas de salud relacionados con respirar el humo de fuegos, dijo Hardrick. Además, el biogás reduce el agotamiento de los bosques y la vegetación, mejora la sanidad y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero. Los digestores de biogás también producen abono orgánico de alta calidad que se puede utilizar en la producción de cultivos.
“Estamos muy entusiasmados con este proyecto”, dijo Hardrick. “Casi la totalidad del departamento de ingeniería y Física [en la universidad] está trabajando en ello”.
Los estudiantes ahora están construyendo y sometiendo a prueba dos prototipos de digestores para comprobar qué diseño es más eficaz. Cuanto más tiempo sean digeridos los desechos, más metano se produce, explicó.
Los estudiantes calculan que una unidad de biogás tamaño familiar costaría entre 120 y 150 dólares. También se podrían construir unidades para toda una aldea. “El biogás también puede generar calefacción y luz para los hogares”, añadió.
“Los digestores de biogás no son complicados de construir y no requieren materiales de alta tecnología”, dijo, y añadió que cuando vuelvan a Ecuador en julio de 2009, los estudiantes tienen previsto mostrar a los ecuatorianos cómo construir y mantener las unidades sin necesidad de asistencia externa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.