Evitar una serie de infecciones que conducen a la enfermedad es una prioridad para evitar el avance del cáncer

Dos millones de casos de cáncer pueden prevenirse cada año si se combate una serie de infecciones que conducen a la enfermedad.

Esa es la conclusión de una nueva investigación que analizó la incidencia de los distintos tipos de cáncer en el mundo.

Los científicos encontraron que uno de cada seis casos de la enfermedad en el mundo son causados por infecciones, incluidas la del virus del papiloma humano (VPH) y los virus de hepatitis B y C.

Para muchas de estas infecciones ya existen vacunas que pueden combatir a estos patógenos.

El estudio, publicado en The Lancet Oncology, muestra también que la mayoría de estos casos de cáncer -el 80%- ocurren en países de bajos y medianos ingresos.

«Las infecciones con ciertos virus, bacteria y parásitos son una de las principales causas de cáncer que son prevenibles en el mundo» explican los doctores Catherine de Martel y Martyn Plummer, quienes dirigieron la investigación en la Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer (IARC), en Francia.

«La aplicación de los métodos existentes de salud pública para la prevención de infección, como las vacunas, la práctica segura de inyección o los tratamientos antimicrobianos, podrían tener un efecto sustancial en la futura carga de cáncer en todo el mundo».

«Muchos casos de cáncer vinculados a infecciones son prevenibles» agregan.

Para el estudio los investigadores analizaron los registros de las estadísticas de GLOBOCAN, un proyecto de la IARC y la Organización Mundial de la Salud que reúne los datos sobre la incidencia de mortalidad y prevalencia de los principales tipos de cáncer en 184 países de ocho regiones del mundo.

Con estos datos calcularon el porcentaje de casos atribuibles a infecciones y el número de muertes que hubieran podido evitarse con una intervención temprana para prevenir estas enfermedades.

Bacteria, virus y parásitos

Encontraron que de los 12,7 millones de casos de cáncer que ocurren cada año en el mundo, unos 2 millones -el 16%- son causados por infecciones.

La mayoría de estos casos (22,9%) ocurren en los países de medianos y bajos ingresos.

Los principales responsables de estas infecciones son la Helicobacter pylori -una bacteria que se ha vinculado a gastritis crónica, úlceras gástricas y cáncer estomacal- los virus de hepatitis B y C -vinculados al cáncer hepático- y el virus del papiloma humano (VPH) que causa cáncer de cuello uterino.

Estos microorganismos, afirman los autores, son responsables de 1,9 millones de casos de cáncer en el mundo.

Y de los 7,5 millones de muertes que ocurren a causa de cáncer cada año en el mundo, 1,5 millones de muertes podrían evitarse, expresan los investigadores.

La incidencia de prevalencia y muerte por estos tipos de cáncer varía mucho de región a región e incluso dentro de un mismo país, afirman los autores.

Se encontró que los países con la menor incidencia de cáncer causado por infección son Australia y Nueva Zelanda con 3,3%.

Y la región más afectada por estas enfermedades es África Subsahariana con 3.3%.

En América Latina se encontró una incidencia más alta que el promedio, de 17%, en los casos de cáncer atribuibles a infecciones.

La alta prevalencia de VPH, y los tipos de cáncer asociados a este virus, sigue siendo un grave problema en muchos países de América Latina.

En muchos países de la región el cáncer de cuello uterino es la principal causa de muerte por cáncer en mujeres.

Y también los virus de hepatitis B y C presentan una alta incidencia en la región.

En un comentario en la misma publicación, el doctor Goodarz Danaei de la Escuela de Medicina Pública de la Universidad de Harvard, afirma que «estos cálculos muestran el potencial de los programas preventivos y terapéuticos en los países menos desarrollados para reducir significativamente la carga global de cáncer».

«Ya que existen vacunas efectivas y de relativamente bajo costo para el VPH y HBV (virus de hepatitis B), incrementar esta cobertura debe ser una prioridad para los sistemas de salud en los países más afectados» agrega.

Otros virus vinculados al cáncer son: el de Epstein-Barr (EBV) -de la familia de los virus de herpes- causante de cáncer nasofaríngeo; el herpesvirus 8 (HHV-8) vinculado al sarcoma de Kaposi; y el Schistosoma haematobium, un parásito causante de la esquistosomiasis vinculado al cáncer de vejiga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.