Exfoliantes que puedes hacer en casa

images (8)Estos exfoliantes caseros te regresan el brillo a tu cara:

Bicarbonato de sodio y agua: este es ideal para las personas que tienen la piel sensible, ya que no es tan abrasivo como otros exfoliantes. A una cucharada de bicarbonato, añade un poco de agua y aplícalo en la cara. Luego retira con agua fría.

Miel, canela y hojuelas de coco: la miel está llena de antioxidantes que neutralizan los radicales libres (una de las principales causas de envejecimiento prematuro), tiene propiedades antibacterianas (como todos los productos de las abejas) y hace que tu piel quede tan suave como la de un bebé. Mezcla una cucharadita de miel con media cucharadita de canela y coco. Masajea en tu piel por 2 minutos y después retira con agua tibia.

Pepino rallado y bicarbonato de sodio: el pepino es ideal para los ojos hinchados y las ojeras. También reduce el tamaño de los poros. Ralla 1/3 de un pepino y agrégale una cucharadita de bicarbonato y frótalo en tu cara por 10 minutos y luego retira con agua fría.

Avena y leche. La avena tiene el poder de calmar irritaciones, proporcionando un alivio para la piel seca. Mezcla 2 cucharaditas de avena con 2 oz de leche, aplícalo en movimientos circulares y deja reposar por 10 minutos. Luego, retira con agua fría.

Café, azúcar morena y aceite de oliva. Este scrub nutre y remueve eficazmente las células muertas de la piel. Mezcla 3 cucharadas de café, 3 cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de azúcar morena. Masajea en forma circular por un par de minutos y luego remueve con agua caliente.
Sal marina y aceite oliva. La sal marina tienen propiedades desintoxicantes y es rica en minerales que fortalecen la piel, y por lo tanto mejorar su estado general y la apariencia. Mezcla 3-4 cucharadas de la sal con la misma cantidad de aceite de oliva. Masajea por 10 minutos y remueve con agua caliente.