Expertos consideran que la desaparición de animales prehistóricos la causó el hombre y no el cambio climático

_44913874_080812_animales_250.jpgLos seres humanos probablemente influyeron más en la extinción de muchas especies de animales prehistóricos que el cambio climático, según un equipo internacional de investigadores.
Los expertos concluyeron que los animales prehistóricos de Tasmania fueron eliminados por cazadores humanos y no por cambios de temperatura.
Situaciones similares se repitieron alrededor del mundo en lugares como Gran Bretaña, agregaron.
El profesor de la Universidad de Exeter, Chris Turney, el principal autor del informe de la investigación, señaló que tras 150 años de la publicación del Origen de las Especies de Charles Darwin, empieza a cuestionarse seriamente la idea de que el cambio climático fue el principal factor en esa extinción masiva.
«Es triste saber que nuestros ancestros jugaron un papel tan importante en la extinción de estas especies y todavía más triste si tomamos en cuenta que esta tendencia continúa en la actualidad». 
Las conclusiones del estudio fueron publicadas por la revista de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. (Proceedings of the National Academy).
Durante años los científicos han debatido en torno a las posibles causas de extinciones masivas de un gran número de especies durante la última era de hielo.
El punto más polémico en las discusiones entre expertos tiene que ver con la suerte de la megafauna en Australia, como canguros de tres metros de altura y leones marsupiales.
Los humanos llegaron a Tasmania hace 43.000 años, cuando la isla estaba conectada por tierra al resto de Australia.
Se pensaba que muchos de los ejemplares de megafauna ya se habían extinguido en esa época.
Sin embargo, científicos británicos y australianos ahora cuestionan esa teoría en base los últimos datos del uso de radiocarbono realizado para determinar con más precisión que antes la edad de los fósiles de megafauna en Australia.
Los expertos descubrieron que algunos de los animales gigantes sobrevivieron hasta unos 2.000 años tras la llegada de los humanos en una época en que no se produjeron cambios importantes en el clima.
Los científicos sostienen que el ejemplo de las extinciones en Tasmania probablemente ayudará a entender el papel de los seres humanos y el clima en extinciones en otros medio ambientes isleños.
Investigaciones anteriores indican que en la parte continental de Australia aproximadamente el 90% de la megafauna desapareció hace 46.000 años, poco después de la llegada de los primeros colonizadores humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.