FMI destaca el valor de mantener instrumentos como el Frech

images (8)El Fondo Monetario Internacional destaca el papel del subsidio a la tasa de interés como fuente de crecimiento económico, y recomienda promover la inclusión financiera abaratando el acceso al financiamiento y desarrollando productos adaptados a los hogares de bajos ingresos en Colombia. Camacol ya se había pronunciado sobre la necesidad de disponer de los recursos fiscales para que, a través del subsidio a la tasa de interés, se pueda incrementar la capacidad adquisitiva de los hogares y puedan seguir accediendo a la vivienda.

Entre los instrumentos que contribuyeron al buen comportamiento y a la estabilidad de la economía del país está el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe).

Esta es una de las conclusiones que aparecen en la publicación que hizo recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe sobre el estado y las perspectivas de la economía colombiana, donde ratifica que el desempeño sólido en la economía colombiana se debe en gran medida a las políticas y acciones del Gobierno en los últimos años, pues este estuvo sustentado en un marco robusto de políticas macroeconómicas, así como en políticas fiscales estructurales adecuadas y focalizadas como el subsidio a la tasa de interés.

Dentro de las recomendaciones del FMI para mantener el crecimiento económico, está la de “promover la inclusión financiera, abaratando el acceso al financiamiento y desarrollando productos adaptados a los hogares de bajos ingresos para promover un crecimiento más incluyente”.

Por su parte, Camacol ha hecho un llamado sobre la importancia de darle continuidad a programas como el del subsidio a la tasa para créditos destinados a la compra de vivienda nueva, y la necesidad de disponer de recursos fiscales para que, a través este mecanismo, los hogares puedan seguir accediendo a la vivienda, y se siga impulsando un sector que dinamiza el aparato productivo y genera una parte importante del empleo del país.

Otro de los beneficios que se destacan de este instrumento es su capacidad de promover la bancarización y permitir una reducción en el valor mensual de la cuota del crédito. Una familia que compra una vivienda de 120 millones de pesos y toma un crédito hipotecario por el 60% de este valor, debe pagar una cuota mensual de $864.000 aproximadamente. Sin embargo, si esa misma familia bajo las mismas condiciones accede al subsidio a la tasa de interés, debe pagar una cuota $648.000; es decir que el beneficio le representa un ahorro mensual de $217 mil pesos (25%).

“Desde 2009, y aunque con cierta irregularidad temporal en la asignación de los recurso fiscales, el subsidio ha contribuido a que cientos de miles de hogares colombianos sean sujetos de crédito hipotecario y puedan acceder a una vivienda nueva acorde con su capacidad adquisitiva”, dijo la presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.