GM es la primera marca estadounidense en producir motores eléctricos

Por: Carolina Duarte

GM está adecuando sus plantas para producir vehículos eléctricos y se convertirá, así, en la primera constructora de automóviles estadounidense en diseñar y ensamblar motores eléctricos, tecnología base para vehículos de este tipo.

De esta manera, GM reducirá los costos finales de producción y mejorará el desempeño, calidad, confiabilidad, y facilidad de ensamblaje de motores eléctricos, pues tendrá control absoluto sobre los procesos de diseño, la selección de materiales y los procesos de producción. Los primeros motores eléctricos diseñados, construidos y ensamblados por GM están programados para salir al mercado en 2013, de la mano de la nueva generación de vehículos híbridos de tracción trasera de dos modos.

“La innovación en los motores eléctricos impulsó la primera ola de crecimiento de la industria automotriz, hace cien años, con el desarrollo del sistema eléctrico de ignición, el cual eliminó el uso de palancas y revolucionó la interacción del usuario con los vehículos”, afirmó Tom Stephens, Vicepresidente de Operaciones globales de producto para GM. “Pensamos que la electrificación de los automóviles de hoy será igualmente revolucionaria y beneficiosa para los consumidores. Los motores eléctricos tendrán un rol muy importante en este proceso.”

Para los autos y camionetas convencionales, los constructores diseñan y ensamblan motores que utilizan eficientemente la energía que provee un tanque de gasolina, y transmiten esta energía para mover las ruedas. Motores eléctricos y baterías, respectivamente, cumplen estas funciones en los vehículos híbridos y eléctricos. A medida que crece el alcance y velocidad máxima de los sistemas de propulsión exclusivamente eléctrica,  crece también la importancia de los motores eléctricos y de las baterías.

Los vehículos eléctricos utilizan únicamente su motor eléctrico, mientras que los vehículos híbridos combinan un pequeño motor de combustión con uno eléctrico para la propulsión. La próxima generación de vehículos híbridos de tracción trasera de dos modos de GM utilizará dos motores eléctricos de diseño exclusivo, así como un pequeño motor interno de combustión. Este sistema mejora la eficiencia de combustible alcanzada por la tecnología híbrida de dos modos de GM que actualmente se utiliza en camionetas de platón y otros vehículos de gran tamaño.

“En el futuro, los motores eléctricos probablemente serán tan importantes para GM como hoy son los motores de combustión”, afirmó Stephens. “Mediante el diseño y construcción in-house de motores eléctricos, podemos ir maximizando la eficiencia de las baterías de la mano de la evolución de las mismas. Hoy en día, los dos restos significantes que se enfrentan al construir baterías son los altos costos de producción y el peso. Estos retos podrán ser enfrentados de manera más eficiente gracias a la nueva capacidad de las plantas de GM en Estados Unidos.”

Durante los últimos años, GM ha estado trabajando en la adaptación de las plantas para trabajar motores eléctricos in-house. Ha expandido los presupuestos y actividades de investigación y desarrollo, diseño y validación de las capacidades de las plantas de Michigan, Indiana y California. Todo esto con miras a tener la capacidad absoluta de desarrollar, diseñar y producir motores eléctricos. GM también ha invertido en el desarrollo de capacidades de cómputo de última generación, con base en modelos matemáticos, para producir motores eléctricos.

En Agosto de 2009, GM fue seleccionada por el departamento de energía de Estados Unidos para recibir un apoyo de $105 millones de dólares para la adecuación de plantas capaces de construir motores eléctricos y componentes en el país. “La nueva GM se trata de rapidez, por lo que estamos respondiendo velozmente al deseo del gobierno de mejorar la pericia de la industria automotriz estadounidense sobre la tecnología de motores eléctricos y baterías”, dijo Stephens.

Como los motores de combustión vigentes, los motores eléctricos requieren una combinación única que sólo se puede alcanzar al comprender profundamente toda la cadena de valor: bajos niveles de ruido, vibración y dureza; alta confiabilidad y desempeño y precios asequibles a los consumidores.  Además de adaptar las plantas para permitir la producción in-house, GM seguirá comprando y cooperando en el diseño de motores eléctricos producidos por otros proveedores.

“Esta es una de las estrategias que utilizamos hoy en día con las baterías”, afirmó Stephens. “Tenemos alianzas con los proveedores para apurar la innovación. Nuestro objetivo es simple: posicionar a GM como un líder mundial en motores eléctricos para automóviles. Vemos este eventual liderazgo como una pieza clave, tanto de nuestro éxito a largo plazo, como del proceso de Estados Unidos de acabar con la dependencia del petróleo y sus derivados.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.