Habrían hallado la forma de detener el reloj biológico que envejece el cuerpo con el tiempo

_44910328_080811_genes_203b.jpgInvestigadores pueden haber encontrado la forma de detener el reloj biológico que envejece nuestros cuerpos con el paso del tiempo.
Un equipo de Estados Unidos piensa que pudo haber hallado los disparadores genéticos que ayudarían a estimular un sistema vital para limpiar las proteínas defectuosas dentro de nuestras células.
La revista Nature Medicine reportó que los hígados de ratas viejas genéticamente alteradas funcionaron tan bien como los de animales más jóvenes.
Los científicos sugirieron que esto podría algún día ayudar a los seres humanos a lidiar con las enfermedades cerebrales progresivas, como el Alzheimer y el mal de Parkinson.
El grupo, de la Universidad Yeshiva de Nueva York, se focaliza en un proceso que es esencial para el desempeño apropiado de las células.
Los químicos fundamentales de las células -las proteínas- tienen a menudo un corto tiempo de vida y necesitan ser removidos y reciclados lo más rápido posible.
El cuerpo tiene un sistema para realizar específicamente esa función, pero se vuelve progresivamente menos eficaz a medida que envejecemos.
Esto conduce a disfunciones progresivas en los órganos más importantes -el corazón, el hígado y el cerebro- algunas de las cuales producen enfermedades en personas de edad avanzada.
La doctora Ana María Cuervo, de Yeshiva, creó un tipo de rata con dos alteraciones genéticas.
La primera, cuando era activada, estimulaba el número de receptores celulares específicos relacionados con esta función de reciclaje de proteínas, mientras que la segunda permitía que la primera fuera accionada cuando la doctora Cuervo lo deseara con sólo modificar la dieta del roedor.
Cuervo esperó hasta que las ratas alteradas genéticamente tuvieran seis meses -el punto en el que empieza el declive del sistema de reciclaje proteico- para activar el gen receptor.
Al ser examinadas a los dos años de edad, las células hepáticas de estas ratas eran por lejos más eficaces en reciclar proteínas que las de las ratas normales.
Cuando se examinó la función del hígado de las ratas viejas y genéticamente alteradas, éstas se comportaron a un nivel comparable al de las ratas mucho más jóvenes.
«Estos resultados muestran que es posible corregir esta proteína que se va volviendo defectuosa a medida que envejecemos, lo que quizás nos ayudaría a disfrutar una vida más saludable en la edad madura», dijo la doctora Cuervo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.