Hace 20 años cayó el muro de Berlín

El ex líder soviético Mijail Gorbachov y la canciller alemana Ángela Merkel en el cruce del histórico puente Bornholmer

El día ha llegado. Líderes mundiales y miles de personas celebran este lunes la caída del Muro de Berlín, un acontecimiento histórico que, hace 20 años, marcó uno de los momentos determinantes del colapso del comunismo y allanó el camino para el fin de la Guerra Fría.

Las principales celebraciones tendrán lugar en la Puerta de Brandenburgo, el símbolo de la reunificación alemana en 1990, y serán lideradas por la canciller federal de Alemania, Ángela Merkel.

Pero antes, en un acto simbólico, cientos de personas se unieron a Merkel y al ex líder soviético Mijail Gorbachov en caminar a través del puente Bornholmer, el primer cruce que fue abierto en 1989. También estuvo presente el ex presidente polaco Lech Walesa, quien lideró el sindicato Solidaridad contra el régimen comunista.

La canciller volvió a atravesar este paso, como ya lo hiciera en la histórica noche de 1989 cuando todavía era una joven física.

Merkel, primera líder del país en haber nacido en la Alemania comunista, señaló en una entrevista que la unidad del país todavía no estaba completa, pues la ex Alemania Oriental todavía estaba rezagada en el crecimiento económico.

Alemania Oriental erigió el muro de hormigón de 155 kilómetros de largo en 1961 para rodear a Berlín occidental y evitar la fuga de sus habitantes hacia el enclave capitalista.

Se estima que más de 230 personas murieron tratando de cruzar el muro que dividió la ciudad por casi 30 años.

La barrera cayó inesperadamente el 9 de noviembre de 1989, tras semanas de protestas pro democráticas, en una noche que cambió la vida de millones de personas.

Aquella noche histórica, una multitud se dirigió a los cruces fronterizos después de escuchar que las autoridades comunistas estaban relajando la prohibición de cruzar a la Alemania occidental.

La población perdió el miedo y los guardias fronterizos se mantuvieron al margen, explica Hewitt.

Merkel aseguró la semana pasada que la caída del muro fue el «día más feliz en la historia reciente» del país.

Y este lunes indicó, en el marco de una conferencia, que el «derribo de los muros» que aún quedan en pie en el siglo XXI depende de la disponibilidad de los Estados de transferir competencias a organismos internacionales «cueste lo que cueste».

La jefa de gobierno recibe además al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, al primer ministro británico, Gordon Brown, al mandatario ruso, Dimitri Medvedev, y a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, entre otros líderes mundiales.

También dirá presente el ex premier húngaro Miklos Nemeth, cuya decisión de abrir las fronteras de su país permitió por primera vez a los alemanes orientales huir hacia el oeste.

Las celebraciones ya comenzaron con un servicio religioso en la iglesia de Getsemaní, en el este de Berlín. El templo fue uno de los centros más activos de protesta en los meses previos a la caída del muro.

Además, cientos de personas colocaron rosas rojas en pequeños huecos en las secciones del muro que siguen en pie para honrar la memoria de quienes murieron intentando cruzar el muro.

Se prevé la celebración de un gran concierto en la Puerta de Brandeburgo.

Durante los festejos, en lo que se ha llamado Festival de la Libertad, se lanzarán fuegos artificiales y actuarán músicos de todo el mundo.

El recuerdo del aniversario de la caída del muro culminará con el derribo de unas 1.000 fichas de dominó gigantes, que fueron pintadas por jóvenes e incluyen mensajes de libertad.

Las fichas caerán a lo largo de un tramo de 1,5 kilómetros por los que discurría el muro para mostrar cómo los gobiernos comunistas de Europa oriental cayeron uno tras otro después de 1989.

«La historia es palpable y está viva aquí. La revolución pacífica de la caída del muro hace 20 años abrió el camino para una transformación sin precedentes de Berlín», aseguró Klaus Wowereit, alcalde de la ciudad.

Entre tanto, en la víspera de las celebraciones, Hillary Clinton llamó a realizar un nuevo intento por liberar a los que siguen oprimidos.

«Nuestra historia no terminó en la noche de la caída del muro», dijo.

«No podemos aceptar que la libertad no pertenezca a todas las personas», agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.