Hacia una terapia prometedora con un virus anticáncer

Imagen 3D de inmunomicroscopía confocal de una neuroesfera originada por células madre aisladas de un paciente de glioblastoma (GSC), e infectadas por el parvovirus MVM (Minute Virus of Mice). Se muestra la expresión de la proteína nuclear viral NS1 (rojo), el marcador citoplasmático de células madre Nestina (verde), y los núcleos (azul). La infección selectiva de las GSC que albergan una desregulación genética y/o post-traduccional de la proteína supresora de tumores p53 conduce a la desorganización de la neuroesfera, así como de la arquitectura del tumor cerebral originado por las GSC en roedores infectados por el virus MVM. (Foto: CBMSO / UAM

Un estudio reciente demuestra el potencial terapéutico que tiene un parvovirus de ratón para infectar y destruir células madre de glioblastoma humano, el tumor cerebral más agresivo, esencialmente incurable por la medicina actual.

Los resultados representan un importante avance en una nueva medicina personalizada y biosegura, la de los virus anticáncer o virus oncolíticos, que infectan selectivamente células madre malignas y que podrían ser empleados contra el glioblastoma humano u otros tipos de cáncer que tengan la señalización de p53 desregulada.

El logro es obra de un grupo del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

“Cultivamos in vitro neuroesferas de células madre de glioblastoma. De este modo, logramos demostrar que el parvovirus MVM (Minute Virus of Mice), dirige una acción citotóxica exclusiva contra células que tienen alteradas las respuestas innatas y el regulador central p53 por mutación o fosforilación aberrante”, detallan los autores del estudio.

El trabajo se realizó con células madre obtenidas de pacientes de glioblastoma y se demostró en modelos de ratón implantados en el cerebro con estas células madre malignas humanas. Fue llevado a cabo íntegramente en el CBMSO por el grupo de José María Almendral, Jon Gil-Ranedo y Carlos Gallego-García.

El cáncer es un conjunto de enfermedades con múltiples causas que impactan severamente la salud humana, determinando en gran medida la esperanza de vida de la población. Las células cancerosas portan mutaciones y/o alteraciones en genes y proteínas que regulan la proliferación, entre otras funciones celulares.

Dichas alteraciones pueden haberse adquirido por herencia, o haber sido inducidas a lo largo de la vida por distintos agentes físico-químicos o biológicos. Muchas de estas alteraciones perturban las defensas innatas de las células contra los virus, o modifican genes que normalmente actúan suprimiendo tumores, como es el caso del regulador p53.

El reto principal en las terapias del cáncer es, en buena medida, diseñar tratamientos que eliminen específicamente las células cancerosas que portan estas alteraciones, sin perjudicar a aquellas células que mantienen la fisiología normal.

“Una de las estrategias actuales más prometedoras en el desarrollo de nuevas terapias oncológicas es, precisamente, el empleo de los virus oncolíticos, que de manera natural o tras manipulación genética, son capaces de infectar y destruir preferentemente células de cáncer”, concluye José María Almendral, director del grupo y catedrático de la UAM.

El estudio se titula “Viral targeting of glioblastoma stem cells with patient-specific genetic and post-translational p53 deregulations”. Y se ha publicado en la revista académica Cell Reports. (Fuente: UAM)