Hallan una vacuna que amplía la protección contra la meningitis

Científicos crearon una vacuna capaz de ofrecer protección contra más de 300 cepas de meningococo B, bacteria causante

Un equipo de científicos creó una nueva vacuna capaz de ofrecer protección contra más de 300 cepas de meningococo B, el patógeno bacteriano que causa la meningitis, según un estudio publicado hoy en la revista Science Translational Medicine.

El equipo, liderado por el microbiólogo Rino Rappuoli, señala que hasta ahora el desarrollo de una vacuna ampliamente protectora ha sido «difícil», porque hay «numerosas cepas de la bacteria circulando».  La meningitis es causada por diferentes microorganismos. Los grupos A, C, W-135 y Y pueden ser neutralizados con una vacuna. Sin embargo, el meningococo B, que es la forma más común, es también la más difícil de controlar, por lo que se han centrado en este tipo de bacteria.

Las personas que padecen meningitis suelen experimentar con frecuencia daño cerebral, problemas de aprendizaje, pérdida de oído e incluso la muerte, por lo que «la enfermedad permanece como una significativa preocupación de salud pública a nivel global, especialmente en niños, que tienen más riesgo».

Rappuoli, jefe de investigación de la división de vacunas de la multinacional farmacéutica Novartis, y sus colegas crearon 54 inmunógenos (sustancias extrañas que desencadenan una respuesta de las defensas inmunológicas del cuerpo) que fueron utilizados en ratones.

Tras hacer pruebas en los animales para ver qué inmunógenos incitaron la creación de anticuerpos cuando fueron expuestos a diversas cepas de meningococo B, el equipo se concentró en ocho que provocaron la mejor respuesta de anticuerpos.

Los investigadores utilizaron estos ocho inmunógenos para ponerlos a prueba en experimentos contra un grupo más grande y diverso de cepas de meningococo B.

De los ocho, Rappuoli y sus colegas identificaron con precisión al inmunógeno más eficaz (llamado G1), capaz de inducir anticuerpos que podían eliminar todas las cepas de meningococo B, lo que sugería que G1 podría ser utilizado para producir una vacuna ampliamente protectora.

Este nuevo enfoque para diseñar vacunas «podría ser útil para otros patógenos que muestran un alto grado de variación similar, tal como el VIH» y se abren nuevas perspectivas para el futuro diseño de vacunas universales, dijo Rappuoli en declaraciones a Efe.

«El estudio se realizó para probar una nueva forma de hacer vacunas contra los patógenos contra los que hasta ahora no habíamos tenido resultados» y, aunque de momento sólo se ha hecho de manera experimental, «en nuestra experiencia, los datos obtenidos con ratones pueden predecir un resultado en humanos», aseguró.

El equipo utilizó el meningococo por su experiencia en este campo y porque es menos complejo que agentes como el VIH, explicó.

«El desarrollo de vacunas universales capaces de proteger contra todas las variantes naturales de patógenos que mutan con frecuencia como la gripe, la malaria, el VIH o el meningococo es uno de los principales retos de la ciencia moderna», afirmó el científico.

Rappuoli señaló que ya tienen una vacuna contra el meningococo que está siendo estudiada por las agencias regulatorias pero ésta sería una «segunda generación» más avanzada, aunque reconoció que todavía faltan algunos años para que esté disponible.

En el estudio, titulado «Rational Design of a Meningococcal Antigen Inducing Broad Protective Immunity», participaron científicos de la división de Vacunas y Diagnósticos de la farmacéutica Novartis, así como de la Universidad de Florencia (Italia).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.