Hay que pensar antes de hablar

images10.jpgUn tipo estaba en la fila del supermercado, cuando una rubia escultural lo
saludó agitando la mano, y le lanzó una de  aquellas sonrisas estremecedoras.
El tipo miró hacia los lados, hasta que se convenció que era con él…
Decidido, dejó la fila y se acercó a la bella mujer.

Suavemente le dijo: – Disculpe… ¿será que nos conocemos?
Ella le respondió con una sonrisa encantadora: – Pues… tal vez yo esté
equivocada, pero me parece que ‘UD. ES EL PADRE DE UNO DE MIS NIÑOS’.

El tipo se quedó boquiabierto, mientras su memoria trabajaba a toda
velocidad, intentando recordar los detalles de la única vez que le había
sido infiel a su esposa. Extrañado le dijo: – Ohh…! no me diga que usted
es aquella stripper que en la despedida de soltero de mi amigo me la comí
­encima de la mesa de billar, en medio de aquella tremenda orgía, completamente
borracho, mientras una de sus amigas me flagelaba halándome los testículos…!!

– Bueno… no exactamente! -respondió ella, visiblemente avergonzada-…
-‘YO SOY LA NUEVA MAESTRA DE SU HIJO’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.