Hay un nuevo método con mejores resultados en las pruebas para detectar el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es una de las preocupaciones principales de los hombres, por lo que encontrar métodos de detección temprana que permitan combatirlo cuanto antes es de suma importancia.

 Te contamos acerca de un método nuevo que ha demostrado mejores resultados en las pruebas del cáncer de próstata, para que puedas estar bien informado.

El cáncer de la próstata es uno de los de mayor incidencia en todo el mundo. Sin contar algunas formas de cáncer de la piel, es el cáncer más común en los hombres. De ahí la importancia de detectarlo en sus inicios, determinar su grado de agresividad y tomar a tiempo las medidas necesarias. Hasta el momento, para detectarlo se suelen usar dos métodos:

•  El Examen Rectal Digital (ERD), en el que el médico inserta un dedo enguantado en el recto para determinar el tamaño, la forma y la consistencia (firmeza) de la glándula prostática.

•  La prueba del Antígeno Prostático Específico (APE o PSA, por sus siglas en inglés), que es un estudio sanguíneo que mide el antígeno prostático específico, una sustancia que normalmente produce la próstata, pero que suele estar más alta si existe cáncer (aunque también puede aumentar con el envejecimiento o con otros factores como cuando la próstata está agrandada, con infecciones prostáticas, con algunos medicamentos y, a veces hasta por andar en bicicleta).

Por eso, una concentración elevada del APE en la sangre por sí sola, no basta para determinar si la persona tiene cáncer agresivo u otra condición de la próstata (agrandamiento, inflamación o es una consecuencia del envejecimiento natural) que está lejos de ser letal.

Entonces es necesario hacer una biopsia que, como se practica hoy en día, muchas veces no logra detectar el cáncer y, según el método que se utilice, puede ser dolorosa y hasta puede dejar secuelas permanentes en los hombres, como impotencia o incontinencia urinaria.

Pero ahora,  un grupo de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en Estados Unidos, afirma que los tumores de la próstata se podrían diagnosticar usando una “biopsia dirigida guiada por imagen”, que consiste en extraer una muestra directa de los tumores en los tejidos usando IRM (imágenes por resonancia magnética) y ultrasonido en tiempo real.

Así que esta nueva forma de tomar la biopsia para el cáncer de la próstata altamente dirigida podría mejorar la detección temprana del cáncer de próstata y permitir que se hagan menos biopsias “ciegas” convencionales, que muchas veces no brindan resultados precisos y deben ser repetidas más de una vez para detectar el cáncer.

Esto se debe a que, para hacer una biopsia convencional, el especialista debe tomar una pequeña porción del tejido y analizarlo, pero no tiene la posibilidad de saber qué tipo de tejido está tomando, entonces muchas veces el cáncer permanece escondido. Por el contrario, esta nueva técnica permitiría ver el tejido sospechoso de antemano, de ese modo el médico podría tomarlo sin dudar y analizar de qué se trata.

Otro tipo de biopsia que se hace actualmente es la denominada “biopsia transrectal guiada por ultrasonido”, que tiene la ventaja de que se hace en 10 a 15 minutos en el consultorio del urólogo pero con la desventaja es de que muchas veces no logra detectar el cáncer.

A este tipo de biopsia, los investigadores de UCLA le agregaron IMR: 171 hombres con cánceres de próstata de crecimiento lento o que habían recibido biopsias negativas pero cuyos niveles de APE seguían siendo persistentemente altos, lo que sugería que podía haber un tumor, se sometieron a una IRM para visualizar la próstata y se enviaron las imágenes a un dispositivo conocido como Artemis, que las fusiona con ultrasonido tridimensional en tiempo real y les permitió ver las lesiones durante la biopsia.

A diferencia de las biopsias ciegas convencionales, que pueden ser dolorosas y que requieren que los hombres se sometan a anestesia general y pasen por un largo periodo de recuperación, las biopsias dirigidas de UCLA se hicieron en unos 20 minutos en una clínica ambulatoria bajo anestesia local.

Estas conclusiones aparecen en la edición en línea del 10 de diciembre de la revista The Journal of Urology y representan una nueva esperanza para mejorar la detección y el tratamiento de esta condición que les preocupa a tantos hombres y a sus médicos.

La próxima vez que visites a tu urólogo, si te sugiere una biopsia, pregúntale acerca de este procedimiento nuevo. Quizá pueda utilizarse en tu caso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.