Hay un nuevo tipo de método anticonceptivo avanzado para mujeres

Imagen captada mediante un microscopio electrónico de barrido en la que se aprecia una aglomeración de espermatozoides inmovilizados como consecuencia de la acción del anticuerpo antiesperma. (Foto: University of North Carolina Chapel Hill / B. Shrestha)

Bastantes mujeres son reacias a usar anticonceptivos hormonales por los efectos secundarios que les provocan o que creen que les provocarán.

Estos efectos pueden incluir sangrados irregulares, náuseas, depresión, aumento de peso y migrañas. Y para algunas mujeres la anticoncepción hormonal basada en estrógenos puede resultar perjudicial.

Hay una gran necesidad insatisfecha de anticonceptivos alternativos no hormonales.

El equipo de Bhawana Shrestha, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Estados Unidos, ha diseñado unos anticuerpos ultrapotentes que, durante las pruebas con animales, atraparon y bloquearon eficazmente más del 99,9% de los espermatozoides humanos. Los prometedores resultados de estos experimentos sugieren que los anticonceptivos basados en anticuerpos podrían ofrecer a las mujeres una opción no hormonal para prevenir el embarazo.

Los anticuerpos monoclonales son conocidos por su capacidad para combatir los gérmenes invasores y se utilizan para tratar y prevenir diversas enfermedades. Parece que ahora también serán útiles para inmovilizar a los espermatozoides antes de que puedan llegar al óvulo.

Shrestha explica que ella y sus colegas se inspiraron en la infertilidad que se produce en algunas mujeres que desarrollan anticuerpos contra los espermatozoides de su pareja.

De hecho, el anticuerpo con el que el equipo realizó las primeras pruebas se aisló de una mujer infértil y actúa selectivamente guiándose por un antígeno de superficie único presente en los espermatozoides humanos. Cuando el anticuerpo se añade al esperma, los espermatozoides se agrupan rápida y caóticamente, quedando inmovilizados.

El equipo de Shrestha seguirá trabajando en la nueva técnica anticonceptiva, y, si todo va bien, en un futuro cercano podría iniciarse la etapa de los ensayos clínicos.

Shrestha y sus colegas exponen los detalles técnicos de su método anticonceptivo experimental en la revista académica Science Translational Medicine, bajo el título “Engineering sperm-binding IgG antibodies for the development of an effective nonhormonal female contraception”.