Hay un tratamiento que elimina tumores cerebrales en el 90% de los casos

base_image
Haga click sobre la foto para observar el video

Las técnicas para tratar los tumores cerebrales producidos por el cáncer son cada vez más avanzadas.

Existe un tratamiento que no requiere bisturí y tiene una efectividad total en el  90% de los pacientes tratados con ella.

Se trata de un procedimiento no invasivo, ambulatorio e indoloro, llamado Gama Knife, que es la herramienta quirúrgica más eficaz para eliminar tumores en el cerebro, cabeza y cuello con la que se cuenta actualmente.

“Este tratamiento tiene la habilidad de localizar una lesión utilizando resonancia magnética, y después enfocar rayos que van directamente a la zona afectada sin dañar la parte del cerebro circundante”, explica Aizik L. Wolf, director del Miami Neuroscience Center at Larkin, institución especializada en tratamientos neuroquirúrgicos.

Antes la única posibilidad era operar, con esta técnica muchas personas pueden evitar sufrir el proceso de una operación invasiva.

Uno de los peligros de las operaciones convencionales para tratar tumores cerebrales es abrir el cráneo para acceder a la parte afectada, lo que puede generar hemorragia, infección, salida del líquido cefalorraquídeo, etc. No necesita anestesia y el paciente se mantiene consciente durante el procedimiento.

«Una de las ventajas de los rayos gamma es que no dañan a los pacientes porque se pueden programar para actuar con una precisión milimétrica», recalca el doctor Wolf.

El Gama Knife, indica el especialista, en el caso de los tumores cerebrales «puede destruir las células cancerígenas en tan solo una sesión, lo que impide que se reproduzcan y permite que con el tiempo se encojan y desaparezcan». El procedimiento solo dura horas, permitiendo a los pacientes «que vuelvan a casa el mismo día y reanuden sus actividades normales casi inmediatamente».

Gracias a la neurooncológica y la radiocirugía, este procedimiento no solo elimina las anormalidades en el cerebro, sino también aquellas ubicadas en la garganta y el cuello causadas por tumores cancerígenos, benignos y neuralgia trigeminal. También trata tumores de la glándula pituitaria y otras patologías como malformaciones vasculares.