Ian Wilmut, creador de la famosa oveja Dolly, anunció que abandona la clonación de embriones humanos

_44245930_dolly3.jpgEl científico Ian Wilmut, responsable del equipo que creó a la famosa oveja Dolly en 1997, anunció que abandona la clonación de embriones humanos en la investigación de células madre
Wilmut, de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, afirmó que a partir de ahora trabajará con un método desarrollado por científicos japonenses en el que no se utilizan embriones humanos y que puede ser clave para hallar la cura para muchas enfermedades.
El nuevo método, socialmente más aceptable según Wilmut, crea células madre a partir de fragmentos de piel.
El profesor Wilmut había desarrollado un método de clonación que implicaba crear células madres a partir de embriones humanos.
Las células madre o embrionarias son consideradas las más flexibles en el cuerpo humano.
Su utilización para la curación de enfermedades como el Parkinson originó muchas críticas por parte de grupos religiosos y pro vida.
Ahora, el científico de la universidad de Edimburgo decidió adoptar una técnica desarrollada por el profesor Shinya Yamanaka, de la Universidad de Kyoto, en Japón, que utiliza células adultas genéticamente modificadas para hacerlas casi tan flexibles como las células madre.
Con esta técnica, que fue probada con ratones de laboratorio, se revierte el desarrollo de las células de la piel hasta convertirlas, de nuevo, en células madre.
El trabajo del profesor Yamanaka saldrá publicado en una revista científica el próximo martes.
Según Wilmut, su equipo de investigadores mantuvo una reunión en la que se acordó que el método japonés tiene más futuro que el uso de células embrionarias.
«La técnica para cambiar las células de un paciente directamente a células madre sin crear un embrión tiene mucho potencial», le dijo Wilmut al diario Daily Telegraph.
«Aunque tan sólo haya sido probada en ratones, cuando consideramos qué camino seguir -si clonar o copiar el trabajo de los japonenses- nos decantamos por la segunda opción».
Todavía falta un tiempo para que el método del profesor Yamanaka pueda ser utilizado para hacer crecer tejido para trasplantes ya que hasta el momento las células resultantes son inestables y potencialmente cancerígenas.
Pero el profesor Wilmut cree que en cinco años la nueva técnica puede proporcionar una alternativa mejor y más aceptable desde el punto de vista ético a la clonación de embriones.
En 1997 el profesor Wilmut acaparó las portadas en todo el mundo cuando presentó a Dolly, el primer animal creado a partir de células adultas.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.