Infinidad de sitios históricos son detectados desde el espacio

Miles de posibles antiguos asentamientos humanos han sido descubiertos por arqueólogos utilizando computadoras que escanean imágenes de satélite.

El investigador Jason Ur asegura haber encontrado alrededor de 9.000 potenciales nuevos sitios en el noreste de Siria.

Las computadoras escanean las imágenes en búsqueda de decoloraciones del suelo y amontonamientos de tierra causados por el desmoronamiento de edificaciones a base de ladrillos de barro.

El doctor Ur aseguró que relevar esa misma área desde el propio terreno le hubiese llevado toda una vida.

El investigador, que ha publicado el hallazgo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, aseguró que “con estas técnicas científicas por computadora podemos encontrarnos inmediatamente con un enorme mapa muy interesante en lo metodológico, pero que también muestra la asombrosa cantidad de lugares ocupados por el ser humano en los últimos 7.000 u 8.000 años”.

“Lo que es más, cualquiera que llega a esta área para una investigación futura ya sabría a dónde ir”, remarca. “No hay necesidad de hacer un reconocimiento inicial para encontrar sitios. Esto permite hacer un trabajo direccionado, para maximizar el tiempo que tenemos sobre el terreno”, añade.

El trabajo arqueológico en el Medio Oriente tiene tres características. Tiene elementos sobre el terreno, tiene elevaciones, y el suelo es antropogénico (con variaciones producidas por la actividad humana) por lo que puede ser distinguido con respecto al terreno natural que lo rodea. Los elementos que hay en la superficie sólo se pueden identificar con trabajo de campo, mientras que las elevaciones y el suelo antropogénico pueden detectarse desde el espacio con radares y satélites.

Sitios históricos iraquíes

En el pasado, User solía utilizar fotografías desclasificadas de satélites espías y el ojo humano para identificar potenciales sitios.

Pero en los últimos tres años, ha trabajado con el experto en computadoras Bjoern Menze, del Massachusetts Institute of Technology, para crear una aplicación capaz de clasificar un amplio abanico de terrenos.

Asegura que esto les permitió analizar un área mucho más grande. En total, alrededor de 9.000 posibles asentamientos fueron identificados en 23.000 kilómetros cuadrados.

La idea, dijo, es que algunos sean excavados, pero la situación política volátil que hay en Siria les ha forzado a posponer cualquier búsqueda en el terreno.

Sin embargo, aseguró que espera llevar a cabo más investigaciones en las provincias kurdas del norte de Irak, y realizar excavaciones que significarían “una evaluación muy rigurosa del modelo”.

El trabajo arqueológico en Irak no ha sido muy popular en el pasado, pero Ur siente que el momento es el correcto para identificar los sitios históricos de importancia y asegurar que no sean perdidos por la presión del desarrollo de sus pueblos y ciudades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.