Instagram empieza a pedir “videoselfies” para acceder a la cuenta

Instagram ha comenzado a solicitar a algunos usuarios un video corto de sus rostros para verificar su identidad antes de darles acceso a la cuenta de la red social.

La novedad no ha sido aún anunciada por Meta, sino que ha trascendido cuando algunos usuarios han comenzado a informar de ella en medios sociales. La falta de información oficial sugiere que es una función todavía en pruebas, por lo que pueda tardar en implementarse para una mayoría de usuarios.

El analista Matt Navarra ha sido uno de los que ha publicado imágenes del nuevo procedimiento de verificación de identidad. El mensaje que se encuentra el usuario al acceder a su cuenta es “necesitamos un vídeo corto tuyo girando la cabeza en varias direcciones. Esto nos ayuda a confirmar que eres una persona real y confirmar tu identidad”.

Instagram también indica que el vídeo nunca será visible en la plataforma y que será borrado en un periodo de 30 días. Lo que es más llamativo, la plataforma señala que el sistema empleado no usa reconocimiento facial y que no recopila información biométrica.

Se da la circunstancia de que hace solo dos semanas Meta, la compañía propietaria de Instagram, Facebook y WhatsApp anunció que Facebook abandonaba el reconocimiento facial que permitía etiquetar a las personas de forma automática en las imágenes. Como consecuencia de esta decisión, también borraría los datos biométricos de más de mil millones de usuarios.

El motivo esgrimido era la inseguridad jurídica que rodea al uso de este tipo de información, pero la compañía también advertía de que no renunciaba a emplear sistemas de reconocimiento facial en casos como el acceso a una cuenta bloqueada, verificación de identidad en productos financieros o para desbloquear un dispositivo personal.

De acuerdo con la experiencia de algunos usuarios expresada en Twitter, el nuevo sistema de verificación de identidad se activa al conectarse a la cuenta desde un nuevo dispositivo, otra “app” o tras un comportamiento inusual como un número de “likes” anormalmente alto.