Intel ayuda a los estudiantes de Costa Rica

Empleados de Intel en Costa Rica como este hombre son voluntarios para dar talleres de lectura y escritura en escuelas primarias

Intel Corporation, con sede en California, tiene una presencia grande en Costa Rica, donde se esfuerza por preparar a los estudiantes del país para el mercado laboral de alta tecnología.

La compañía, que fabrica circuitos integrados para las industrias de la informática y las comunicaciones en todo el mundo, es la compañía más grande de Costa Rica. Por esa razón, tiene interés en que los estudiantes costarricenses se eduquen para ser líderes en el campo de la informática. Con su apoyo a un programa extraescolar de club de informática, Intel ayuda a jóvenes de zonas con escasos recursos económicos a acceder a la tecnología y llegar a ser estudiantes seguros de sí mismos y motivados.

Para ayudar a los estudiantes que tienen aptitud para la ciencia y la tecnología, Intel ha trabajado con los ministerios de Educación y Ciencia y con la Universidad de Costa Rica en la elaboración de un programa nacional de ferias de ciencia para estudiantes de la escuela primaria y secundaria. Casi el 60 por ciento de la población estudiantil participa en estas ferias. Los ganadores de la feria nacional de ciencia reciben apoyo de la compañía para competir en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Intel, el concurso más grande del mundo para estudiantes pre universitarios, donde se comparten ideas y se compite por becas.

Intel entrena a los maestros para que integren la tecnología en sus lecciones diarias. Y un programa de educación superior de Intel lleva experiencia en tecnología a las universidades y anima a los estudiantes a obtener titulaciones técnicas.

La labor que Intel realiza para ayudar a los estudiantes es una de las razones por las que se ha clasificado entre las empresas finalistas para el Premio de la Secretaria de Estado a la Excelencia Corporativa de 2009. La compañía también ha recibido los elogios del Departamento de Estado por alentar el voluntariado entre sus empleados y por sus actividades para proteger el medio ambiente.

El 75 por ciento de los aproximadamente 3.000 empleados de Intel en Costa Rica participan en actividades de voluntariado. En 2008, contribuyeron con 32.000 horas de servicio voluntario a sus comunidades. Por cada hora que un empleado de Intel ayuda a una organización, la compañía dona cuatro dólares a esa organización.

Intel Costa Rica aplica un estándar internacional de gestión ambiental y ha recibido el reconocimiento local por sus prácticas de salud, seguridad y medio ambiente, como la purificación de sus aguas de desecho. La compañía también colabora con la Universidad Nacional de Costa Rica para analizar el agua subterránea alrededor de sus instalaciones y asegurarse de que no contaminan la zona. Intel recicla los desechos orgánicos de sus restaurantes y los dona al Instituto Centroamericano de Ganado para la producción de abono.

El éxito de Intel en Costa Rica y sus buenas relaciones con las comunidades locales la han convertido en un imán que atrae a otras grandes compañías que han contribuido a la economía costarricense al contratar a costarricenses y comprar los más suministros posibles a proveedores locales. En 2008, Intel compró productos de 300 vendedores locales. La compañía trabaja también con los proveedores para ayudarlos a comprender las expectativas de una compañía mundial al realizar los negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.