Investigadora de Corpoica en Colombia, es la primera latinoamericana en recibir doctorado Honoris Causa en una universidad sueca

 

Hacía 10 años la Universidad no otorgaba este reconocimiento a científicos del área agrícola 

En una ceremonia solemne y acompañada por el Director Ejecutivo de CORPOICA, la investigadora Ph.D. Alba Marina Cotes Prado, fue la primera latinoamericana en recibir el título de Doctora Honoris Causa otorgada por la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas. 

Hacía 10 años que la Facultad de Agricultura y Planeación del Medio Ambiente de ese centro académico no hacía postulaciones para tal título honorífico, y en esta ocasión lo entregó sólo a dos científicas, una estadounidense y la colombiana. 

En opinión del Director Ejecutivo de CORPOICA, Arturo Enrique Vega Varón, este es el hecho académico más importante que ha tenido la Corporación en sus 16 años de existencia y es un ejemplo a seguir. Lo que queremos es un fuerte interrelacionamiento nacional e internacional de nuestros investigadores, que genere hechos de gran impacto como éste, agregó. 

Desde hace ocho años, la Doctora Alba Marina ha promovido la ejecución de trabajos colaborativos con la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, gracias a los cuales varios investigadores de CORPOICA han podido formarse en ella y se han generado productos definidos y de gran impacto relacionados con ecología química para el control biológico de insectos en diversos cultivos. 

De acuerdo con el Consejo Directivo de la Universidad, el título honorífico le fue otorgado a la investigadora por la experiencia y estrategia desarrollada en el uso de microorganismos para el control de patógenos e insectos, la producción de más de 50 publicaciones científicas, la consolidación de una planta de bioproductos en CORPOICA, la apertura de una nueva unidad de ecología química en la Corporación, la amplia experiencia docente y los reconocimientos nacionales e internacionales recibidos.

Así mismo, tuvo en cuenta la promoción de intercambio de estudiantes a nivel internacional y la gestión hecha para que haya un relacionamiento entre la Universidad Agrícola y el Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional, CGIAR, que contribuye a la seguridad alimentaria en América Latina. 

En síntesis, dice la institución académica, “el compromiso combinado en investigación, docencia e interacción con la sociedad” son las condiciones que exaltan a Alba Marina Cotes Prado como una persona sobresaliente en el medio científico.

La investigadora Cotes Prado es Directora del Centro de Biotecnología y Bioindustria, CBB, de CORPOICA. Licenciada en Química y Biología de la Universidad Libre, cuenta con especializaciones en Control de Calidad Microbiológica de Alimentos y Microbiología Industrial de la Universidad de los Andes. Además, es Máster en Microbiología de la Universidad de Los Andes; Máster en Biotecnología Agrícola de la Universidad de Gembloux, Bélgica, y Ph.D. en Ciencias Agronómicas con Énfasis en Fitopatología, de la misma universidad belga. 

Por su parte, la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas es una de las más importantes de Suecia, país que da alta prioridad a la investigación científica, en la que invierte el 4% de su Producto Interno Bruto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.