Investigadores belgas dicen saber porque la manzana -una vez cosechada- tarda más en pudrirse que la mayoría de las frutas

_44826437_podridas.jpgDe acuerdo con los expertos, todo tiene que ver con la forma en que el oxígeno es capaz de encontrar el camino al centro de la fruta una vez que ésta ha sido recogida.
Es obvio que hay más aire en una manzana que en una pera. Si usted lanza a ambas frutas en un balde con agua, notará que la manzana flotará y la pera se hundirá.
Los que los científicos no comprendían en detalle era cómo el oxígeno se mueve a través de la pulpa -un tema esencial debido a que los alimentos deben continuar respirando para fabricar los azúcares que mantienen la salud celular y prevenir que los corazones de los alimentos se pongan marrones y blandos.
Ahora, un equipo de investigadores belgas colocó las frutas dentro de una de las máquinas de rayos X más grandes del mundo en Grenoble, en el este de Francia, para observar los diminutos poros y canales que el oxígeno utiliza para llegar al corazón de las frutas.
El equipo demostró que las cavidades más grandes en las manzanas son más eficientes al pasar el aire que los microscópicos e interconectados canales en las peras.
Las frutas y los vegetales desperdiciados porque se echan a perder constituyen un importante tema para la industria.
La nueva información será utilizada para diseñar las condiciones óptimas que deben existir en el almacenamiento de las frutas.
«Si sabemos cómo las peras son almacenadas, podemos predecir cómo reaccionarán», indicó el jefe de la investigación Pieter Verboven, de la Universidad Católica de Leuven.
«De estación en estación, de lote en lote, e incluso de huerto en huerto -podemos dar consejos al agricultor como por ejemplo, ‘bueno para estas peras, usted debe elevar la concentración de oxígeno en el lugar de almacenamiento debido a que existe el potencial para problemas.'»
Cada año, se llevan a cabo experimentos prácticos para observar cómo diferentes variedades reaccionan ante una gama de condiciones de almacenamiento sin embargo, la ciencia también intenta ampliar su conocimiento de los mecanismos bioquímicos y físicos que apuntalan la descomposición.
Tras el experimento, los científicos entienden no sólo cómo son las cavidades y micro canales sino cómo funcionan.
El equipo de científicos fue capaz de describir los complejos mecanismos del intercambio de gases, así como la respiración y la fermentación que sucede en las frutas.
La investigación apareció en la publicación científica Plant Physiology.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.