Investigadores encuentran el modo de predecir el fenómeno del niño hasta un año antes de que ocurra

Un nuevo modelo analiza los datos de temperatura de la superficie del mar, un patrón que permite realizar predicciones sobre el evento climático

Un equipo internacional de científicos, especializados en clima, encontraron una manera de predecir los eventos producidos por el Fenómeno El Niño hasta un año antes de que estos ocurran. El estudio fue publicado por Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los científicos del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, la Universidad Normal de Beijing y Justus-Liebig-Universität Giessen realizaron un enfoque basado en la teoría de la complejidad para predecir mejor los eventos climáticos aparentemente aleatorios.

El Niño es un evento climático en el que las temperaturas de la superficie del agua en algunas partes occidentales del Pacífico se vuelven más cálidas de lo normal y luego se filtran hacia el este. Los científicos están ansiosos por aprender más sobre tales eventos porque pueden contribuir al exceso de lluvia en algunas partes del mundo y las condiciones de sequía en otras.

Conocer cuándo ocurrirán les daría tiempo a las personas que viven en ambas áreas para planificarse. Hasta ahora, lo mejor que podían hacer los expertos en meteorología era ofrecer predicciones con seis meses de anticipación. En este nuevo esfuerzo, los investigadores encontraron lo que creen que son predicciones razonablemente precisas con un año de anticipación.

El método desarrollado por los expertos implica un análisis de datos de temperatura de la superficie del mar, basado en la teoría de la complejidad. El estudio consistió en dividir la parte oriental del Océano Pacífico en celdas cuadradas y comparar la temperatura de cada celda con otras cercanas y otras más distantes.

Dichas comparaciones permiten medir el grado de desorden en los datos de temperatura. Luego, al analizar el grado de desorden año tras año, pudieron detectar un patrón. Los años de desorden alto tendían a ser seguidos por eventos de El Niño el año siguiente.

Una vez que encontraron ese patrón, los investigadores analizaron los datos anuales de temperatura de la superficie desde 1984 hasta 2018 para hacer predicciones sobre los eventos de El Niño en el pasado. Informaron que su método predijo correctamente nueve de cada 10 eventos de El Niño, y tenía tres falsos positivos.

Asimismo, descubrieron que cuanto mayor era el trastorno el año anterior, más fuerte era el siguiente evento de El Niño. Los investigadores concluyeron que ahora es posible predecir eventos de El Niño con hasta un año de anticipación con una precisión razonable.