Investigadores suecos crearon un papel electrónico bien legible incluso bajo una luz intensa

El nuevo diseño de la Universidad Tecnológica de Chalmers podría ayudar a producir dispositivos de lectura, letreros publicitarios y otras pantallas digitales con una visualización en color óptima y un consumo mínimo de energía. (Imagen: Marika Gugole / Chalmers University of Technology)

Imagínese al aire libre leyendo bajo el sol una pantalla digital tan fina como el papel, pero viendo la misma calidad de imagen que si estuviera en interiores, algo que el papel electrónico convencional y muchas pantallas son incapaces de ofrecer.

Gracias al trabajo de investigación y desarrollo de un equipo que incluye, entre otros, a Marika Gugole y Andreas Dahlin, de la Universidad Chalmers de Tecnología en Suecia, pronto ese sueño podría convertirse en una realidad. Un nuevo tipo de pantalla reflectante o papel electrónico ofrece una visualización en color óptima, al tiempo que utiliza la luz ambiental para mantener el consumo de energía al mínimo.

Las pantallas digitales tradicionales utilizan una luz de fondo para iluminar el texto o las imágenes que se muestran en ellas. Esto da buenos resultados en interiores, pero resulta muy difícil ver bajo un sol brillante lo que muestran estas pantallas.

Las pantallas reflectantes, en cambio, utilizan la luz ambiental tanto como es posible, proporcionando al usuario una experiencia que se parece mucho a la de contemplar el papel impreso real.

«Para que las pantallas reflectantes sean capaces de competir con las pantallas digitales que usamos hoy en día y que consumen mucha energía, las imágenes y los colores deben reproducirse con la misma calidad alta. Ese será el verdadero avance. Nuestra investigación muestra ahora cómo se puede optimizar la tecnología, volviéndola atractiva para su uso comercial», explica Gugole.

Los investigadores ya habían logrado previamente desarrollar un material ultradelgado y flexible que reproduce todos los colores que puede mostrar una pantalla LED, mientras que requiere solo una décima parte de la energía que consume un ordenador tableta estándar. Pero en el diseño anterior, los colores de la pantalla reflectante no se mostraban con una calidad óptima. Ahora, el nuevo avance permite que los colores aparezcan con mucha más precisión en la pantalla.

«Una gran empresa con la competencia técnica adecuada podría, en principio, comenzar a desarrollar un producto comercial con la nueva tecnología en un par de meses», estima Dahlin, quien prevé una serie de aplicaciones adicionales para la tecnología. Además de los teléfonos inteligentes y las tabletas, también podría ser útil para la publicidad al aire libre, ya que ofrece ahorros de energía y de recursos en comparación con las pantallas que se utilizan para esa función e incluso con los carteles impresos.

 

El equipo de Gugole y Dahlin expone los detalles técnicos de su avance en la revista académica Nano Letters, bajo el título “Electrochromic Inorganic Nanostructures with High Chromaticity and Superior Brightness”.