Jaguar fabricara en serie un superdeportivo híbrido

Jaguar ha confirmado la fabricación en serie del C-X75, el superdeportivo híbrido que se presentó como prototipo en el pasado Salón de París de 2010. El nuevo modelo tendrá un precio entre 789.825 euros y un millón de euros según los impuestos de cada mercado y solo se producirán 250 unidades. Y aunque se anuncia una velocidad máxima superior a 320 km/h, contará con una mecánica híbrida enchufable (Plug-in) que permitirá recorrer los primeros 50 kilómetros con la energía de sus baterías y le otorgará unas emisiones de solo 99 g/km de CO2, como un Seat Ibiza 1.2 TDi, que equivalen a un consumo de unos 3,8 litros. La producción comenzará en 2013 y las primeras unidades se entregarán en 2015. Se puede reservar ya en la web de Jaguar o utilizando un número de teléfono específico que se ha creado para este modelo: 44-8000258605. Las entregas se harán siguiendo el orden de pedido.

El Jaguar C-X75 será un coche prohibitivo y exclusivo, pero nace con el objetivo de convertirse en el escaparate tecnológico de la marca británica y al igual que otros rivales similares, como el Porsche 918 Spyder, servirá de banco de pruebas para desarrollar tecnologías más limpias que hagan compatibles las prestaciones de los superdeportivos con el respeto al medio ambiente.

320 km/h y 99 g/km de CO2

El nuevo modelo de serie de Jaguar no equipará las revolucionarias miniturbinas de gas que mostraba el prototipo inicial para producir electricidad y cargar las baterías (son similares a los reactores de los aviones, pero en miniatura) aunque éstas se seguirán desarrollando en colaboración con Bladon Jets, la compañía que tiene las patentes, con el objetivo de aplicarlas a medio plazo en próximos turismos. En su lugar, el C-X75 contará con un nuevo motor de combustión que se diseñará en colaboración con el equipo Williams de Fórmula 1 y  dos motores eléctricos, uno por cada eje, que proporcionarán tracción 4×4. Y sus baterías enchufables, de iones de litio, permitirán recorrer los primeros 50 kilómetros con electricidad, sin emisiones, y alcanzar 150 km/h en modo eléctrico.
La colaboración con la escudería inglesa servirá asimismo para desarrollar gran parte de la mecánica, desde el chasis de fibra de carbono y el cambio de marchas, derivado de los de la Fórmula 1, hasta los frenos, la aerodinámica y en particular el sistema de baterías, que recogerá la experiencia del KERS, el dispositivo de propulsión eléctrica que utilizan los monoplazas del gran circo como ayuda para efectuar los adelantamientos.
Con esta base de partida, el C-X75, que presentará una imagen bastante parecida a la del prototipo, tendrá una aerodinámica muy afinada y un centro de gravedad muy bajo, dos detalles clave para confirmar las elevadas prestaciones anunciadas por Jaguar: más de 320 km/h de velocidad máxima, tres segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y seis para alcanzar 160 km/h. Pero su poderío mecánico será compatible con unas emisiones de 99 g/km de CO2, como los utilitarios más limpios del mercado, aunque la marca no ha concretado a qué modo o situación de conducción corresponde esta cifra.

La alternativa al Porsche 918 Spyder
El C-X75 será la alternativa británica al Porsche 918 Spyder que el fabricante alemán tiene previsto lanzar a finales de 2013 con un precio de 767.555 euros. Se producirá en Alemania y, para reforzar su exclusividad, se ensamblarán un máximo de 918 unidades. El superdeportivo de la marca de Stuttgart es también un híbrido enchufable (Plug-in) que combina un motor V8 de 500 CV y dos eléctricos, uno en cada eje, que suman otros 218 CV. El cambio será el automático de doble embrague de la casa, denominado PDK. En términos de rendimiento, unas de las diferencias principales es que el 918 solo puede recorrer 25 kilómetros con las baterías. En modo eléctrico alcanza 150 km/h, como el Jaguar. Las prestaciones en modo híbrido son muy parecidas a las del modelo británico: 320 km/h, 3,2 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y apenas tres litros de consumo. La fotografía corresponde al prototipo de la variante de competición que, salvo por la decoración y el alerón trasero, será casi idéntico al modelo de serie definitivo.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.