John Shepherd-Barron, el padre del dispensador de dinero en efectivo (cajero automático) que está disponible 24 horas al día falleció a los 84 años

El inventor del «cajero automático» –el dispensador de dinero en efectivo que cambió para siempre nuestra relación con los bancos- falleció en Escocia a la edad de 84 años.

En una entrevista brindada a la BBC en el 2007, John Shepherd-Barron contó que la idea se le ocurrió en un momento de frustración, causado por no haber podido sacar dinero de su cuenta al haber llegado un minuto tarde al banco.

«Pensé que tenía que haber una forma de poder acceder a mi dinero a cualquier hora y en cualquier parte del Reino Unido o del mundo. Y se me ocurrió la idea de crear una máquina parecida a los dispensadores automáticos de golosinas, que entregara efectivo en lugar de chocolates» recordó en esa ocasión.

Ese momento de inspiración, que se produjo en la sala del baño, eventualmente condujo a la entrada en operación del primer cajero automático en una sucursal del norte de Londres del banco Barclay’s, en 1967.

Como todavía no existían las tarjetas de plástico, los clientes tenían que alimentar la máquina con cheques impregnados de carbono 14, una sustancia ligeramente radioactiva.

La máquina detectaba el cheque, lo validaba empleando un número de cuatro dígitos y entregaba el efectivo, nunca en cantidades superiores a las 10 libras esterlinas.

De entonces a la fecha muchas cosas han cambiado, pero el número de identificación personal (PIN, por sus siglas en inglés) sigue teniendo cuatro dígitos, cifra que Shepherd-Barron afirma eligió luego de una conversación con su mujer.

«Estábamos en la mesa de la cocina y ella dijo que lo más que podía recordar serían cuatro dígitos» contó John Shepherd-Barron durante su entrevista con la BBC.

El inventor no obtuvo mayores ganancias por su creación, pero en el 2005 recibió la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la banca.

Y le queda la satisfacción de haber contribuido a transformar para siempre un mundo que ya no se rige como antes por las horas de apertura y cierre tradicionales.

Según estimaciones de la Asociación Industrial de Cajeros Automáticos (ATMIA) actualmente hay más de 1,8 millones de cajeros automáticos funcionando alrededor del globo.

Y de acuerdo a la enciclopedia virtual Wikipedia, la red de ATMs (por Automated Teller Machine, el nombre genérico de estas máquinas en inglés) se extiende desde la estación antártica de McMurdo, en su punto más austral, hasta el pueblo de Longyearbven, en Noruega, el punto más al norte del planeta donde es posible encontrar uno de estos dispensadores automáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.