Kinesis es el ejercicio de moda para perfeccionar el cuerpo sin esfuerzos

Por: Camila Moncada

Para Mabel Kremer sí que es importante sentirse bien por dentro, saberse alimentar y lo refleja viéndose bella. Aunque sus dos embarazos han detenido por tiempos cortos su rutina de nutrición y ejercicio, se mantiene sana y delgada. Quiere tonificar todo su cuerpo y para ello tuvo cita de 40 minutos con la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio de Kinesis, en el Centro de Medicina Biológica de la Dra. Gilma Garrido.

Como en toda rutina de ejercicio, un calentamiento da la bienvenida. En este caso, el Body Coach, la máquina de moda que consiste en una plataforma vibradora que hace trabajar al 100% los músculos del cuerpo. Mabel estaba algo incrédula, sin embargo, con seguridad y disposición, empezó a estirar brazos, abdomen y espalda con las piernas semi-flexionadas, “me vibran hasta las mejillas” afirma entre risa y risa.

Pasaron 5 minutos, ya sentía el calor corporal, pero estaba muy tranquila y entusiasmada. Esa es la clase de ejercicios que le gustan, no es amante de los deportes. Siempre ha intentado alimentarse bien, le gusta aprender y lee libros de nutrición, propiedades de las frutas, etc. Además, desde los 15 años va al gimnasio, primero por salud, y claro, también para verse “mamasita”. Sabe por qué no le gustan los lácteos ni la carne roja, aunque durante su último embarazo hayan sido su principal antojo.

Con diferentes figuras y poses, vibran sus piernas, cola –lo que más le interesa tonificar- brazos y espalda. Está feliz de aprender este nuevo método. “Me gusta porque es una gimnasia que exige, pero no es aburrida. Es efectiva” dice mientras deja de agitarse.

Han pasado los 15 minutos de calentamiento. Mabel, está enérgica, con ganas de iniciar Kinesis. Se ubica en la maquina italiana, que pocos centros especializados la tienen en Bogotá. La comunicadora social y presentadora la empezó a amar desde que supo que se centraba en la tonificación. Andrea, la fisioterapeuta le explica que trabajarán la flexibilidad, la fuerza, la coordinación y el equilibrio.

En esta sesión de 20 minutos aproximadamente, se realizarán 30 ejercicios de los 200 que existen. Empieza con brazos y hombros. “Tengo un problema en el hombro derecho, pero acá no me ha dolido nada. Hay esfuerzo, pero resistencia que es lo más importante” cuenta mientras recorre con su mirada la maquina llena de ligas, poleas y muñequeras.

Los músculos están tensionados, se estiran, se recogen, trabajan. Incluso, se siente un efecto cardiovascular. Mabel recuerda cuando tenía 19 años y era esclava del gimnasio. Quería verse y sentirse bien presentando, pues ya desde esa época, en tercer semestre de comunicación en la Universidad Autónoma del Occidente, era la “cara fresca” de las noticias.

Agitada y con algo de sudor –no suele sudar-, cambia de posición y empieza a estirar su abdomen, aunque el ejercicio parece difícil, ella con toda la seguridad que requiere, se ubica en el balón de plástico –como pilates- y toma las ligas de Kinesis.

¡Su cola! Lo que más le interesa tonificar, es la que sigue. Tensiona músculos, hace chistes, habla con la fisioterapeuta y muy juiciosa sigue la rutina. No para. Así como lo ha sido en su trabajo. Duró 11 años presentando noticias y alternamente, programas de radio y televisión. A sus 29 años fue madre por primera vez, se dedicó a Gabriel que la llenó de luz.

“No parece que hubieras tenido un hijo hace 9 meses, te ves perfecta” le dice una vecina de ejercicio que está exhausta. Pues sí, se le ve bien, y ahora tiene su segundo hijo Emiliano. Ella quisiera volver a su antigua disciplina de alimentación sana. Desde chiquita recuerda le encantaba el “mecato”, y de lo sano, comía muy poco. “Me gusta leer acerca de cómo alimentarse correctamente. El cuerpo debe estar limpio, desintoxicado” dice la presentadora mientras toma una bocanada de aire.

Va acabando, no se le ve exhausta, solo cansada, pero feliz. Llega el calentamiento final, de nuevo en Body Coach. Mientras se enfría, afirma que esta clase de ejercicios son los que necesita. Prácticos, pues ya tiene dos hijos, un esposo y mucho trabajo. Está dedicada a la presentación de programas institucionales de la Registraduria, el Ministerio de Cultura y la Cámara de Representantes. Le encanta.

Acabó el entrenamiento. “Me encantó. Voy a traer a mi esposo. Llevamos año y medio juntos, el amor fue a primera vista. Los dos nos queremos mantener sanos y flacos”. Mabel Kremer, una madre que adora a sus hijos, es bonita, sana y le gusta tonificarse. Qué experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.