La ansiedad hace que las personas vean el mundo de forma diferente

images (1)No hay que olvidar que las enfermedades que afectan al sistema nervioso abarcan todas las etapas de la vida, desde antes de nacer hasta el final de nuestros días. Y van desde los trastornos del desarrollo (el síndrome de Down y el síndrome de Rett) o del espectro autista, a las enfermedades neurodegerativas, como el párkinson o el alzhéimer. Pasando por patologías como la epilepsia, que suelen aparecer en la infancia, o la esclerosis múltiple, que afecta a personas jóvenes.

Un trabajo publicado en «Current Biology» ilustra como la investigación del cerebro ayuda a conocer mejor un problema tan frecuente como la ansiedad, que afecta a 1 de cada 5 personas en algún momento de su vida. Y para el 5% de la población, se convierte en un trastorno crónico, que puede llegar a ser muy incapacitante. El motivo: su cerebro percibe el mundo de forma amenazadora.

Otra investigación anterior publicada en Nature Neuroscience, explicaba cómo se generaliza la sensación de miedo en la amígdala pero esta vez al nivel celular.

Al parecer, en la amígdala, la parte del cerebro que procesa el miedo, hay una minoría de neuronas muy «temerosas», a las que cualquier señal del entorno les lleva a transmitir una señal de pánico. Sin embargo, la mayoría solo se «alteran« cuando hay una causa justificada.

Pero ante estímulos muy amenazantes, las neuronas pueden perder esa capacidad de discriminar las amenazas y se puede producir un trastorno de ansiedad generalizada.