La cerveza podría prevenir enfermedades relacionadas con la oxidación y el envejecimiento celular

016867-1Después de años de elogios exclusivos para el vino tinto -por sus antioxidantes y la protección que brinda al corazón-, ahora parece haberle llegado el turno a la cerveza.

Un estudio realizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación segura que la cerveza podría prevenir enfermedades relacionadas con la oxidación y envejecimiento celular.

Las personas observadas que beben habitualmente cantidades moderadas de esta bebida obtuvieron una modificación positiva en los marcadores sanguíneos relacionados con los procesos inflamatorios y oxidativos.

“El efecto beneficioso sobre la salud atribuido a las bebidas fermentadas, como es el caso de la cerveza, se debe fundamentalmente a su contenido en antioxidantes”, explica la doctora Victoria Valls, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia y una de las encargadas de la investigación.

El secreto estaría en el lúpulo, uno de sus ingredientes naturales, que podría tener beneficios sobre el metabolismo oxidativo, evitando los procesos inflamatorios.

En la antigüedad, este vegetal era utilizado en la elaboración de cerveza por sus propiedades antisépticas. Incorporándolo, no solo se aportó su característico sabor amargo, que hasta entonces era dulzón, sino que supuso un paso importante en la higienización y estabilización del producto.  También le da el aroma característico y contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas y el sentimiento de felicidad.

Además, disminuye en un 31% los niveles de proteína C reactiva, producida por el hígado y que se incrementa cuando hay inflamación.

Por eso, a brindar y disfrutar de la variedad que a cada uno le guste.