La combinación de dos medicamentos podría detener la propagación letal del cáncer cerebral

En la actualidad existen protocolos estandarizados para el manejo de tumores cerebrales, los cuales se han mantenido sin variaciones significativas en los últimos años.

Uno de ellos es el compuesto Bevacizumab, también conocido como Avastin, el cual hace que los tumores se reduzcan en corto tiempo. Sin embargo, en general estos tumores vuelven a crecer y se extienden a lo largo del cerebro por razones que anteriormente no se conocían.

Los investigadores de la Clínica Mayo de Jacksonville,  Florida, encontraron la respuesta a esto. Descubrieron que combinando los medicamentos Avastin y Dasatinib, este último aprobado para el uso en diversos tipos de cáncer de sangre, puede parar la diseminación letal de la enfermedad.

La investigación se inició después de un seminario dictado por el doctor. Panos Z. Anastasiadis a un grupo de oncólogos que tratan tumores cerebrales. Allí, el científico expuso que “mientras Avastin ofrece un claro beneficio en algunos pacientes, se ha observado que cuando cánceres de diversos tipos reaparecen luego del uso de este medicamento, adquieren una forma agresiva e invasiva”.

Según el Dr. Anastasiadis  “Las drogas anti-angiogénesis  como Avastin privan a las células cancerosas de los nutrientes de la sangre, de modo que los tumores inicialmente se reducen, pero creemos que esta privación actúa como un interruptor para encender proteínas que pueden ayudar a las células cancerosas a emigrar a otras partes del cerebro en búsqueda de sangre. En resumen, si Avastin no permite a un tumor producir nuevos vasos sanguíneos para alimentarse, el tumor se moverá a otros vasos sanguíneos existentes”.

A partir de esta hipótesis, los investigadores decidieron experimentar con Dasatinib, una droga que inhibe la expansión del tumor en búsqueda de nuevos vasos sanguíneos. Como resultado encontraron que aunque el uso individual de Bevacizumab o Dasatinib no entrega muchos beneficios, el uso de ambos redujo los tumores y bloqueó cualquier diseminación subsecuente. “Si bloqueas esa emigración, las células están forzadas a quedarse juntas y tal vez morir por una falta de nutrición”, asegura el Dr. Anastasiadis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.