La cumbre de seguridad nuclear que se celebrará en Washington tiene como principal objetivo evitar que los materiales nucleares caigan en manos de terroristas

Por: José Infante Ferrucho

El presidente Obama será anfitrión de una cumbre sobre seguridad nuclear en Washington el 12 y 13 de abril cuyo objetivo es el de mejorar la cooperación internacional para prevenir el terrorismo nuclear, un peligro que ha identificado como la amenaza más inmediata y extrema a la seguridad mundial.

Ha invitado a más de 40 países a participar, países que representan una diversa gama de regiones y varios niveles de materiales, energía y experiencia nucleares.

El presidente propuso la cumbre por primera vez en abril de 2009 en su discurso pronunciado en Praga, en el que indicó su ideal de un mundo libre de armas y amenazas nucleares. Recordó al público que un terrorista con un arma nuclear podría desencadenar una destrucción masiva.

“Y sabemos que existen materiales nucleares en el mundo que no están en lugares seguros”, dijo.

En Praga, Obama propuso un nuevo esfuerzo internacional para asegurar todos los materiales nucleares vulnerables en el mundo, destruir los mercados negros, detectar e interceptar materiales en tránsito, y utilizar instrumentos financieros para desbaratar el comercio ilícito de materiales y tecnologías nucleares.

Durante una cumbre del Grupo de los Ocho (G8) celebrada en julio de 2009 en L’Aquila (Italia), Obama anunció oficialmente la cumbre de seguridad nuclear y estableció sus metas principales:

• Examinar la naturaleza de la amenaza y desarrollar medidas que se puedan tomar conjuntamente para que los materiales vulnerables estén en lugar seguro, combatir el contrabando nuclear y contener, detectar y desbaratar los intentos de terrorismo nuclear.

• Llegar a un acuerdo sobre un comunicado conjunto en que se comprometan esfuerzos para lograr los niveles más altos de seguridad nuclear, lo cual es esencial para la seguridad internacional así como para el desarrollo y la expansión de la energía nuclear con fines pacíficos en todo el mundo.

Obama solicitó que cada país asistente nombrase su propio “explorador” para preparase para el evento. Agregó que el mundo no debe esperar a que se produzca un acto de terrorismo nuclear para colaborar en aras de mejorar colectivamente la cultura de la seguridad nuclear, compartir las prácticas óptimas y elevar los baremos de seguridad nuclear.

La cumbre se centrará en la seguridad de los materiales nucleares y dejará otros asuntos como la no proliferación, el desarme y el uso de energía nuclear con fines pacíficos para otros foros diferentes, según indicó la Casa Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.